Quantcast

El presupuesto para vivienda y edificación aumenta un 5,4% en 2023, hasta los 3.472 millones de euros

La partida destinada al Acceso a la Vivienda y Fomento de la Edificación ascenderá el próximo año a 3.472 millones de euros, un 5,4% más que en 2022, según consta en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023, detallado este jueves por la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. El monto se destinará a la construcción de viviendas de alquiler social, a la eficiencia energética de los hogares o la emancipación de los jóvenes, como ha expuesto Montero durante su presentación en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados.

La dotación para la política de Vivienda para 2023 se sitúa en 992 millones de euros, a los que se añaden 2.480 millones de euros procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR). Las subvenciones a Planes de Vivienda recibirán 359 millones de euros, 14 millones más que en 2022. Por otro lado, se destinarán 1.600 millones de euros para la construcción de viviendas en alquiler social en edificios energéticamente eficientes.

Además, los PGE 2023 también contemplan una partida de 200 millones de euros para el bono al alquiler joven. Esta ayuda se creó en 2022 y supone el pago de una cuantía mensual de 250 euros durante dos años, a jóvenes entre 18 y 35 años, que acrediten rentas de trabajo y que tengan unos ingresos anuales inferiores a tres veces el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples).

«Pretende favorecer la emancipación de nuestros jóvenes. La vivienda sigue siendo una línea roja», ha reconocido la ministra. Montero ha urgido a las comunidades autónomas a poner estos fondos «a disposición de la población joven en la mayor brevedad» porque se observan «asimetrías». En 2023, la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes) contará con 260 millones de euros para las actuaciones del Plan para alquiler asequible e impulsar la promoción de viviendas en suelos de titularidad pública.