Quantcast

Qué son los primeros auxilios

Los primeros auxilios son los servicios inmediatos que se brindan a un individuo que ha sufrido un accidente, ha resultado lesionado o se encuentra sufriendo de una enfermedad que está en plena crisis, y lo usual es que sean prestados en el mismo sitio en el que uno de esos acontecimientos está en pleno desarrollo, incluso antes de que llegue el personal de emergencia que es especializado en tratamiento y traslado a un hospital o centro de asistencia médica.

¿En qué consisten los primeros auxilios?

¿En qué consisten los primeros auxilios?

Los primeros auxilios se tratan de medidas terapéuticas de emergencia que se imponen a las personas que son han sido víctima de una enfermedad, ataque o accidente repentino. La razón de ser de los mismos es tratar de colocar a la persona en una posición en la que se encuentre más cómoda, tratando de aliviar su dolor, sus niveles de ansiedad e impedir que su estado se agrave mientras llega la ayuda profesional.

¿Cómo se aplicarían los primeros auxilios en una situación hipotética?

Si te encuentras con un individuo desmayado y tienes la sospecha de que la causa ha sido que recibió una descarga eléctrica, que puede haber sido por un rayo o por haber tocado un cable o dispositivo que le traspasó esa energía, antes de proceder a prestarle los primeros auxilios y constatar cómo se encuentra, lo primero que debes hacer es asegurarte de que no te pasará lo mismo a ti.

Protégete a ti primero

Así, es. La primera medida, antes de brindar los primeros auxilios es proteger al auxiliador, para que pueda llevar a cabo su labor de manera efectiva. Por eso es importante revisar el entorno, asegurarnos de que es seguro, y mientras tanto, debe ponerse en comunicación con los servicios de emergencia, quienes normalmente le pedirán los siguientes datos:

  • El número del teléfono desde el que está llamando, en caso de que lo conozca.
  • La dirección exacta del sitio en el que está la víctima que necesita ayuda.
  • La clase de emergencia que puede presentar la víctima.
  • Cuál es la clase de ayuda que ha podido serle proporcionada hasta ese momento,
  • El nombre de quien efectúa la notificación.
  • Si necesita los servicios adicionales de policía y de los bomberos.
  • La evaluación que se haya hecho de la víctima

¿Cómos se hace una evaluación primaria de una víctima?

Hay varios pasos que se deben dar para poder determinar el estado en el que se encuentra una víctima, para poder saber la clase de primeros auxilios que necesita, y a continuación te los explicaremos:

Valoración de su estado de conciencia

Valoración de su estado de conciencia

Si está desmayada o inconsciente, esa será nuestra primera valoración, entonces verificaremos si tiene pulso y si está respirando, pero si está consciente, entonces lo que se debe hacer es realizarle una serie de preguntas, como cuál es su nombre y como se encuentra. En caso de que conteste, estaremos seguros de que está respirando.

En la eventualidad de que no conteste a las preguntas, es conveniente pellizcarle un poco en los hombros, para determinar si muestra alguna reacción, y si reacciona comenzar a hacerle las preguntas antes mencionadas. En caso de que la víctima no esté respirando, antes de darle los primeros auxilios es importante llamar de inmediato a los cuerpos de emergencia, y comenzar una maniobra de resucitación, si la conoces.

Si la víctima se encuentra consiente y está respondiendo a las preguntas, entonces hay que valorar aspectos como su estado de alerta, esto es, si está despierta y habla, revisar su reacción verbal, si responde rápidamente cuando lo llamamos, o si le cuesta poder contestar para darle los primeros auxilios.

Nivel de dolor

Si las lesiones no se encuentran expuestas, o no son evidentes, pero la víctima indica que tiene dolor, es posible evaluar su nivel de dolor, con pequeños pellizcos para ver cómo reacciona. En función de su respuesta podremos tener una idea de la clase de dolor que está experimentando la víctima y darle los primeros auxilios.

Valoración neurológica

Para eso se utiliza algo que se llama escala de Glasgow en primeros auxilios y nos permite evaluar la respuesta motora, verbal y neurológica que puede tener la víctima, con sólo observar sus ojos y ver cómo es su respuesta verbal, y la medida en haya una respuesta tendrá una escala que se mide de la siguiente forma, empleando números.

Por la reacción de los ojos:

  • Si nunca abrió los ojos, la escala es 1.
  • Si sólo los abre ante un estímulo que es doloroso, la escala es 2.
  • Si los abre ante un estímulo verbal, la escala es 3.
  • Si la víctima abre los ojos de forma espontánea, la escala es 4.

Por la respuesta verbal:

  • Si no responde, la escala es 1.
  • Si no se puede comprender lo que dice, la escala es 2.
  • Si lo que responde es incoherente, la escala es 3.
  • Si habla de manera desorientada la escala es 4.
  • Si habla de manera orientada y lúcida, la escala es 5.

Respuesta motora

  • Si no hay ningún movimiento, la escala es 1.
  • Si se logra que la víctima se mueva por medio de un estímulo, la escala es 2
  • Si logra una flexión que es normal, la escala es de 3.
  • Si se contrae ante un estímulo que parece doloroso, la escala es 4
  • Si es posible localizar donde se encuentra el dolo, la escala es 5.
  • Si la víctima es capaz de obedecer órdenes, la escala es de 6

¿Cómo se hace la valoración total?

¿Cómo se hace la valoración total?

Lo que se hace es que se suman los números asignados al tipo de respuesta obtenida. Un individuo en estado normal tendrá una sumatoria de 15 puntos, pero si la sumatoria no alcanza los 14 puntos, habrá sufrido un traumatismo, así que requerirá de los primeros auxilios básicos

En caso de que la suma se encuentre entre los 9 y los 13 puntos, podrá afirmarse que ha sufrido de politraumatismos y si la sumatoria es inferior a 9, es posible que haya sufrido de un traumatismo craneoencefálico muy serio, de modo que los primeros auxilios serán indispensables.

Valoración de su respiración

Para hacer esta valoración, podemos acercarnos hasta su boca con nuestra mejilla, para tratar de sentir su aliento, mirando hacia el tórax al mismo tiempo, para ver si se levanta. Si no vemos movimiento, debemos tomar el pulso a la víctima. Entonces podemos acercar nuestro oído a su boca y tratar de tomarle el pulso radial en la muñeca o en el cuello con los dedos índice y mayor. Jamás uses el dedo pulgar porque tiene pulso propio y sería el tuyo.

Si quieres buscar el pulso en el cuello, eso recibe el nombre de pulso central o carotídeo, y el punto exacto es a los lados de la tráquea. Otro lugar en el cual puede sentirse es en la región inguinal, donde se encuentra la arteria femoral, en donde comienzan los muslos.

Pero si le vas a tomar el pulso a la víctima de manera periférica o radial, significa que lo harás en su muñeca, aunque éste no es tan confiable, porque cuando se pierde la conciencia por un accidente o dolencia repentina, la sangre tiende a dirigirse a los órganos más vitales, por lo que es una información importante para poder prestar los primeros auxilios.

Cuando hayas hecho todas estas verificaciones, entonces podrás tener una idea más acertada de la ayuda que puedes brindarle a la víctima con los primeros auxilios.