Quantcast

Los pueblos más solitarios de España para escapar de todo

La vida en el día a día puede llegar a ser muy estresante, sobre todo para aquellos que residen en grandes ciudades, donde el ritmo de cada jornada es trepidante, lleno de bullicio, gente en todas partes, prisas, atascos y colas en todas partes. Para escapar de esto y desconectar completamente, nada mejor que refugiarse en pequeños pueblos de montaña, donde tiempo transcurre de otra manera. Organiza tus escapadas de fin de semana poniendo rumbo a alguno de estos pueblos aislados y solitarios, llenos de encanto y belleza.

BANDUXU, EN ASTURIAS

Asturias, en general, es un buen lugar para recuperar la paz del espíritu, pero si buscamos pueblos un poco aislados, tenemos que dirigirnos a Banduxu. Durante la Edad Media y varios siglos posteriores fue un importante granero para toda la región. Como prueba de ello quedan un montón de los característicos hórreos asturianos en esta pequeña localidad. Tiene una iglesia del siglo X, y su zona más antigua, junto con la Torre de Bandujo, guarda una esencia puramente medieval. Solo se puede acceder por la vieja carretera que conecta con el municipio de Proaza.