Quantcast

Ribera ve «frustrante» que la factura no traslade de manera fidedigna el ahorro de las medidas del Gobierno

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha lamentado que el recibo de la luz no traslade a los consumidores de manera fidedigna el ahorro que está representando la batería de medidas adoptadas por el Gobierno para contener el impacto del alza de los precios energéticos en la factura.

En declaraciones a la prensa tras reunirse, junto al ministro de Consumo, Alberto Garzón, con representantes de las asociaciones de consumidores españoles para recabar sus propuestas para el plan de contingencia en el que trabaja el Gobierno, Ribera reconoció que es «un poco frustante» que los recibos de la luz de los consumidores «no trasladen toda la información».

En concreto, las facturas eléctricas de muchos consumidores en el mercado libre han empezado a incorporar el concepto por la denominada ‘excepción ibérica’ correspondiente a la compensación por el uso de gas natural para la generación de electricidad, lo que supone un incremento con respecto al precio pactado. Las eléctricas no tienen la obligación de desglosar este nuevo término en la factura, si bien algunas compañías lo están incluyendo para ofrecer información más detallada acerca de lo que está abonando el usuario.

En este sentido, Ribera consideró que en las facturas, sin embargo, no aparece reflejado «cuánto se ha ahorrado el consumidor» por la batería de medidas (fiscales, excepción ibérica…) del Gobierno que, estimó, han supuesto un ahorro de «entre un 20% y 30%» con respecto a si no se hubieran adoptado. «El precio del gas se ha multiplicado por diez, por lo que se ha incrementado lo que pagamos, pero mucho menos de lo que hubiera sido sin esas medidas», añadió.

UN ENCUENTRO «CONSTRUCTIVO» CON LOS CONSUMIDORES.

Respecto a la reunión con las asociaciones de consumidores, dentro de la ronda abierta por el Ejecutivo con los distintos actores implicados de cara a la elaboración del plan de contingencia que se debe presentar a Bruselas, Ribera destacó que fue un encuentro «interesante, constructivo y potente». La ministra agradeció la colaboración de las asociaciones de consumidores a lo largo de estos meses, con propuestas «concretas que se han tomado en consideración para hacer frente a los precios de la energía».

«Lo hacemos también en este momento ultimando el plan de contingencia que queremos compartir lo antes posible y que parte de la premisa fundamental del compromiso del Gobierno para que todas las medidas sean eficaces, facilitar la contención de precios, el ahorro de consumos energéticos y hacerlo pensando en la protección de las familias y del tejido productivo». «No habrá medidas que no estén pensadas en estas dos máximos, que son la base de la economía», dijo.

Asimismo, insistió en la necesidad de «mantener el diálogo» abierto con estas asociaciones de la sociedad civil y «trabajar para poder llegar a comunicar de la mejor manera posible en todos los hogares lo que ocurre y el modo de acceder a las ayudas existentes como el bono social». Además, indicó que se debe trabajar en conseguir «una mayor transparencia» en la información de las facturas que llegan a los hogares.

IMPORTANCIA DE CONTAR CON LA SOCIEDAD CIVIL Y UN DIÁLOGO ABIERTO

Por su parte, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, apuntó la importancia de «contar con la sociedad civil y tener el diálogo abierto» en estos momentos, con el fin de enriquecer las respuestas de la política pública y conocer de primera mano qué es lo que está haciendo este Gobierno». Garzón puso en valor que el Gobierno ha tenido como «prioridad» el dar respuesta a la situación planteada por el alza de precios energéticos y lo ha afrontado con «múltiples medidas». Igualmente, aseguró que se debe abordar la actual situación «con justicia social» y hacerlo al mismo tiempo que se «acelera la transición ecológica».