Quantcast

Lubina a la sal o al horno, ¿cuál sale más jugosa?

Conocida también como róbalo, la lubina es uno de los pescados más populares para servir en la mesa durante las fiestas navideñas. Su rico sabor, fácil, cocción y jugosidad, suele aprovecharse para preparar los más variados platillos; y aunque su preparación más famosa sea la lubina a la sal, esta también suele prepararse directamente al horno.

Dado su sabor, consistencia de la carne y versatilidad, este pescado suele servirse en grandes mesas y su preparación suele ser de vieja data; aunque no hay que negar que estuvo relegada por mucho tiempo tras la merluza y el bacalao. Si tienes algunas dudas relacionadas sobre cómo es mejor prepararla, quédate a conocer cómo queda más jugosa y lo que puedes hacer para convertirla en todo un manjar en tu mesa.

Lubina a la sal, una de las formas más fáciles de prepararla

pescado a la sal

La lubina a la sal es un tipo de preparación que a muchos les da cierto temor hacer. Las razones por las que puede sonar atemorizante, son varias, pero en realidad, nada puede salir mal con este método de cocción, ya que, de hecho, así se te pase el tiempo, el pescado siempre quedará bien.

Con este tipo de preparación, no debes temer por excederte con los ingredientes, puesto que, básicamente, solo necesitas del pescado y un montón de sal. Esta resulta una receta sencilla, fácil de hacer y con margen de error cero.