Quantcast

Qué es el sistema SCADA y cuál es su impacto en los automatismos digitales

La ciencia y la tecnología avanzan a pasos agigantados y, con ello, la llegada de nuevas herramientas para la automatización digital en industrias y empresas. Muestra de este avance es el sistema SCADA, uno de los principales protagonistas en la supervisión y control en las plantas de producción.

El impacto de este sistema en el sector de la tecnología y la industria ha dado mucho sobre lo que hablar en los últimos años, ya que, mediante sensores y otros elementos, los sistemas SCADA permiten un control absoluto de la planta de producción y ofrece datos para el operador o ingeniero responsable de la misma.

Su llegada al sector industrial ha marcado un antes y un después en el ámbito de la producción, ya que estos sistemas son capaces de ofrecer una visión completa del estado general de la empresa y permiten tomar decisiones meditadas gracias a los datos que ofrece.

Si todavía no sabes en qué consiste el sistema SCADA y quieres conocer más sobre estas aplicaciones software, a continuación repasaremos su definición, aplicación y usos en el ámbito industrial.

Sistema SCADA: qué es y su papel en la automatización industrial

Debido al avance de la tecnología, actualmente el sector industrial cuenta con automatismos que se encargan de una sola tarea y otros más polivalentes que realizan múltiples funciones.

Las siglas de SCADA (Supervisory Control And Data Acquisition) responden a aquellos términos encargados de la supervisión de control y adquisición de datos en la industria 4.0 de cualquier sector. Estos sistemas se componen de aplicaciones software diseñadas para la supervisión, el control y la optimización de procesos industriales a distancia, pudiendo integrar datos recogidos desde diferentes procesos industriales y autómatas de manera local.

Su origen va estrechamente vinculado al ámbito de la automatización industrial. Se conoce como automatismo a aquella parte de una máquina eléctrica que se encarga de realizar una operación o una tarea de manera automática. Por esta razón, los automatismos industriales son capaces de controlar el movimiento de un mecanismo: su iluminación, las cargas o los ascensores, entre otros.

Compatibles con dispositivos móviles, tablets u ordenadores, los sistemas SCADA se presentan como un complemento estrella para controlar la producción de una planta industrial. Entre sus funciones encontramos la monitorización y control de los procesos de producción, colaborando en el correcto funcionamiento de las plantas en tiempo real.

Entre las garantías de los sistemas SCADA se encuentra una interfaz gráfica compuesta a través de pantallas táctiles, cursores y ordenadores, entre otros. Gracias a ello, el operador es capaz de tener el control de forma automática, pudiendo reaccionar a imprevistos, alarmas y modificar configuraciones concretas.

¿Cómo se utilizan los sistemas SCADA y cuál es su aplicación en la industria?

La industria avanza cada día, por lo que contar con este tipo de herramientas suponen un proceso de vital importancia para empresas y empleados. Estos sistemas permiten visualizar de manera gráfica los procesos productivos de una planta y, gracias a ello, ayudar al responsable de producción a tomar mejores decisiones basándose en los datos recogidos.

Otro de los beneficios de los sistemas SCADAS es que permiten ejecutar informes en tiempo real, ofreciendo una visualización basada en el pasado, presente y futuro de la empresa. Debido a su gran acogida, la tecnología SCADA ha avanzado en su concepto y desarrollado diferentes versiones, gracias a las cuales se puede controlar y supervisar todo el proceso industrial.

De esta manera, en el ámbito industrial y la industria 4.0, cada sistema SCADA se compone a través de uno o más PC’s interconectados entre sí y asignados a las funciones de supervisión y, en particular, de la interfaz hombre-máquina (HMI).

¿Por qué confiar en los sistemas SCADA para tu industria?

Además de contar con una supervisión constante y en remoto, las capacidades del sistema SCADA lo han convertido en una herramienta muy valiosa en el sector industrial. Contar con un sistema SCADA te ayudará a adquirir, procesar y almacenar una gran cantidad de datos, con el fin de ejecutar acciones mucho más acertadas y monitorizar el proceso productivo de tu empresa.

Gracias a su estructura flexible y abierta, este sistema se adapta a las necesidades de la planta productiva, garantizando una conexión eficaz con aplicaciones industriales y bases de datos. Como resultado, el ingeniero o responsable tiene a su disposición un control estadístico, cuya aplicación puede mejorar la gestión de calidad y producción de la empresa. Esta situación potencia la creación de alarmas y advertencias con el fin de modificar y corregir posibles desviaciones en el proceso.

Asimismo, contar con estos sistemas mantiene al tanto a responsables, empleados y operarios sobre los cambios registrados en la planta e interactuar con dispositivos industriales como motores, válvulas y sensores, entre otros.