Quantcast

Entreculturas reclama una vuelta al cole «inclusiva y en igualdad de condiciones» para 244 millones de niños en el mundo

Entreculturas, a través de la campaña ‘La Silla Roja’, ha reclamado un inicio de curso «inclusivo y en igualdad de condiciones» para 244 millones de niños en todo el mundo, según ha informado la organización.

La campaña alerta sobre los condicionantes y contextos que harán «especialmente difícil» el derecho a la educación para millones de niños en el mundo, con especial foco en aquellos y aquellas que tienen discapacidad.

Así, advierte de que uno de cada tres niños con discapacidad en el mundo en edad de cursar Primaria «no está escolarizado«. Las personas con discapacidad representan el 15% de la población mundial y, sin embargo, según la ONG, «se encuentran entre las más marginadas en cualquier comunidad, incluyendo las afectadas por la crisis de la Covid-19, que les ha impactado de forma desproporcionada».

Asimismo, la campaña señala que los niños con discapacidad tienen cuatro veces más probabilidades de ser víctimas de cualquier tipo de violencia en todos los entornos, incluyendo el ciberacoso, y son casi tres veces más propensos a ser víctimas de violencia sexual, con las niñas en mayor riesgo.

LA PANDEMIA RETRASA DOS DÉCADAS AVANCES EN EL ACCESO A LA EDUCACIÓN

La UNESCO estima que la pandemia ha retrasado dos décadas los avances que se habían conseguido a la hora de ampliar el acceso a la educación y según la última evaluación presentada por GEM (Global Education Monitoring Report) se prevé que habrá 80 millones de niños fuera de las escuelas en 2030.

En los contextos de migración, desplazamiento y refugio, Entreculturas señala que la situación de las personas con discapacidad «se agrava, dado que carecen de la atención y de los recursos necesarios para mantener condiciones de vida aceptables«.

Así, asegura que, tras las guerras de Siria y Ucrania y los conflictos en Yemen, Afganistán y Haití, por ejemplo, «muchas personas con discapacidad han huido de sus países en busca de protección y asilo«. En este sentido, resalta que las situaciones de emergencia «también pueden provocar o agravar las discapacidades».

Por otro lado, Entreculturas recuerda que, antes de la pandemia, 130 millones de niñas de entre 6 y 17 años en todo el mundo no iban a la escuela. En la actualidad, se calcula que 20 millones de niñas pueden no volver a clase y estas niñas quedan expuestas a la explotación, el abuso y la extrema violencia.

En el caso de las niñas y mujeres jóvenes con discapacidades enfrentan hasta 10 veces más violencia de género que aquellas sin discapacidades. Para ello, considera que la comunidad internacional y los Estados «tienen la obligación de asegurar el aprendizaje a lo largo de la vida, desde la primera infancia hasta la educación de las personas adultas«.

La organización asegura que la Cumbre de UNESCO que llama a la Transformación de la Educación y que se celebrará este mes de septiembre «supone un momento clave internacional que se ha de aprovechar para interpelar a los representantes políticos de España para que inviertan en educación y en educación inclusiva para no dejar a nadie atrás«.

En concreto, demanda a la cooperación española recuperar la inversión en cooperación en la senda del 0,7% y focalizar los esfuerzos en la ayuda a la educación básica; incrementar el porcentaje del presupuesto de acción humanitaria destinado a educación hasta llegar a, al menos, un 6% del mismo; destinar al menos el 3% del total de la AOD española a la Educación para el Desarrollo Sostenible y la Ciudadanía Global; mantener y reforzar la apuesta de la cooperación descentralizada por la educación.

Asimismo, pide aprovechar el VI Plan Director de la Cooperación Española como una oportunidad para la inclusión de las personas con discapacidad; e implementar y evaluar el cumplimiento de la Estrategia Española sobre Discapacidad 2022-2030.