Los alimentos que jamás deberías calentar al microondas según la OCU

El microondas se ha convertido en uno de los electrodomésticos que más utilizamos en casa. Con este aparato es simple poder calentar alimentos, descongelar o calentar platos en muy poco tiempo. Sin embargo, no todos los alimentos y líquidos son aptos para introducir en él. Sucede que su potente sistema de radiación por infrarrojos, genera una serie de efectos sobre los materiales de todo aquello que buscamos calentar. De este modo, es fundamental atender a la siguiente lista realizada por la OCU de aquellas cosas que es mejor evitar poner dentro del microondas si no quieres que se te acabe estropeando.

Calentar una guindilla en el microondas

Calentar Una Guindilla En El Microondas

Si vas a calentar una guindilla picante en el microondas o si algún plato tiene trocitos de guindilla por encima, ten en cuenta que la guindilla picante libera grandes cantidades de capsaicina, el componente que genera el picante. Cuando abras la puerta para sacar el plato, los compuestos químicos naturales se liberarán en el aire, lo que podría generar que te lloren los ojos. Una vez terminada la cocción, deja un rato abierto la puerta para que se liberen los vapores y no acerques la cara al plato.