Quantcast

Las tendencias inmobiliarias para otoño e invierno, por Real Estate Business School

El sector inmobiliario presenta cifras positivas al cierre de este verano. Cerca de 330.000 viviendas han cambiado de manos a lo largo de la primera mitad de 2022, una cantidad que no se había alcanzado en los últimos 15 años.

Ante el nuevo tirón comercial, los propietarios y compradores están haciendo planes para el otoño y el invierno de 2022-2023. Es por ello que los profesionales del sector de bienes raíces comienzan a prepararse para la demanda que está por venir. Los alumnos de Real Estate Business School no son la excepción. Esta escuela se encarga de preparar a personas con las habilidades más demandadas en el sector inmobiliario actualmente y uno de sus lemas es #buildingpeople.

¿Cuáles son las tendencias inmobiliarias para otoño e invierno 2022-2023?

Aunque las temperaturas están bajando en todo el país, el otoño de 2022 promete ser cálido y seco. El clima ha empujado a nacionales y extranjeros a buscar espacios cercanos al mar para refrescarse. Es por ello que las propiedades ubicadas en la costa seguirán estando entre las más demandadas. Se prevé que las ciudades próximas al Mediterráneo continúen dominando las estadísticas de compras, especialmente aquellas ubicadas en Andalucía.

Por su parte, el invierno traerá la estabilización de las transacciones de viviendas. Entre las razones, destacan el endurecimiento de los costes de financiación y la reducción de las tasas de ahorro.

Se espera que el visado de obra nueva siga en números bajos. Actualmente, se construye apenas una sexta parte de las viviendas nuevas que se construían en el año 2007, una de las razones es la falta de suelo finalista para construir viviendas, de ahí que este próximo semestre sea un buen momento para centrarse en el desarrollo de suelos.

Real Estate Business School prepara a sus estudiantes para que puedan afrontar este tipo de situaciones. A través de su máster inmobiliario y sus programas expertos, la escuela forma y actualiza a los futuros actores inmobiliarios de manera global, (visión 360º) y por áreas funcionales.