Quantcast

Si sufres una de estas enfermedades no deberías coger un avión

Viajar en avión se ha vuelto algo cada vez más habitual. Muy atrás quedan los tiempos en los que resultaba algo prácticamente reservado a unos pocos. Por eso no resulta extraño que cada día se tengan más en cuenta los riesgos para la salud que puede suponer moverse en el aire. Debido a la pandemia, es natural que a todos nos venga a la cabeza el tema del coronavirus y sus restricciones, pero en realidad hay muchas otras enfermedades con las que uno nunca debería coger un avión.

A continuación repasamos algunas de las más habituales.

¿Cuándo no es recomendable coger un avión?

Las enfermedades por las que uno NUNCA debería coger un avión

No solo sucede en el caso de las enfermedades, sino en muchos otros: el riesgo de coger o no un avión depende de cada caso concreto. Un buen ejemplo de ello, sin ir más lejos, puede ser el de las mujeres embarazadas. ¿Es seguro en ese estado viajar? Por lo general sí, pero va en función de distintos factores, como el momento de gestación en el que cada persona se encuentre. O si existe la posibilidad de un embarazo múltiple. De hecho, cada compañía tiene sus políticas al respecto.

En cualquier caso, y aunque cada caso sea excepcional, hay patologías que deberían mantener a la gente alejada de los aviones, o al menos ser prudentes con los viajes, en especial aquellos que pueden considerarse de larga distancia.