Quantcast

Díaz da un plazo de dos meses y medio para que la Comisión Asesora determine la subida del SMI

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha dado «un plazo de dos meses y medio, aproximadamente», a la Comisión Asesora para el Análisis del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para que determine qué subida hay que aplicar al mismo en 2023, con el compromiso de que debe suponer el 60% del salario medio español.

El Ministerio de Trabajo ha encargado a esta Comisión «dos nuevas tareas»: actualizar los cálculos del SMI para 2023 de acuerdo a los salarios medios de 2022, ya que las cifras iniciales están basadas en los salarios de 2018, y tener en cuenta el informe del Banco de España sobre el SMI y su impacto en la pobreza y en la desigualdad.

Díaz ha recalcado que es necesario subir el SMI en respuesta a los «momentos difíciles, excepcionales» que marcan la situación actual y ha citado a otros países europeos que ya han decidido una revisión al alza del SMI, como Alemania (15%), Bélgica (entre el 12% y el 14%), Grecia (9,7%), Francia (con tres subidas en el año), Países Bajos (10%) y Polonia (14,6%), según los datos expuestos por la ministra. «Se están tomando también en el seno de los países de nuestro entorno medidas que, sin duda, tienen que ver con la excepcionalidad», ha dicho la ministra.

Díaz ha asegurado que en la reunión de este viernes no se ha hablado de la cifra de la subida para el SMI español y ha delegado esa tarea en la Comisión Asesora. Una vez cumplido ese plazo de dos meses y medio, Trabajo trasladará ese monto a la mesa de diálogo social, a la que estarán convocados los sindicatos y la patronal. «Soy muy prudente. No voy a hacer propuestas. Van a tener que esperar a que escuche a lo que diga la Comisión y lo que digan los agentes sociales», ha añadido. La ministra ha garantizado que el Gobierno subirá el SMI en 2023.

El artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores establece que el Gobierno debe consultar con los agentes sociales el alza del SMI, aunque la decisión final depende del Ejecutivo. Ese mismo artículo también recoge los cuatro parámetros que deben orientar la revalorización del SMI: la inflación, la productividad media nacional alcanzada, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional y la coyuntura económica general. El SMI se ha incrementado en los últimos años un 33,5%. La primera subida elevó el salario mínimo de 735 euros a 900 euros, en 2019. De ese monto, pasó a 950 euros en 2020, y después, a 965 euros. En 2022, el SMI ha sido de 1.000 euros.