Quantcast

Las ventajas del césped artificial: la mejor solución para jardines

Desde hace unos años, el césped artificial se ha convertido en una de las opciones más interesantes para engalanar espacios exteriores. Jardines privados, espacios comunitarios de vecinos, zonas ornamentales de empresas… Son muchos los lugares en los que estas mallas que imitan al césped natural ofrecen una solución mejor que cualquier otro tipo de instalación.

La popularidad del césped artificial ha hecho que los productores se esfuercen en mejorar la calidad y la estética de sus modelos de césped y, hoy en día, casi resulta imposible diferenciar un césped natural de una instalación artificial de alta calidad.

Además, la alta competencia ha hecho que comprar césped artificial sea en la actualidad mucho más económico y fácil: es posible comprarlo a través de Internet y recibir en casa las mallas de las medidas elegidas en poco tiempo para instalarlas fácilmente.

¿Pero cuáles son las ventajas del césped artificial? ¿Por qué se ha convertido en la mejor solución para espacios exteriores? ¿Cómo alargar su vida útil y gozar de un césped de calidad durante muchos años? Estas son tan solo algunas de las preguntas que se hacen quienes no han descubierto todavía los beneficios del césped artificial.

Césped artificial: muchas ventajas y pocos contras

Un césped artificial cuidado y de calidad ofrece un espacio de confort y muy estético que satisface a todo el mundo. Y esto no implica gastar mucho dinero o tener que estar todo el día limpiando y arreglando la instalación: se puede usar césped artificial barato y tener muy buenos resultados con apenas un par de cuidados adicionales.

Riego habitual

¿Regar el césped artificial? ¡Desde luego que sí! Pasar la manguera por el césped cada 20 días en verano o cada mes y medio en invierno es muy útil. Y no para que el césped crezca y no muera, obviamente: el objetivo es refrescar y limpiar la malla, eliminar restos de hojarasca, polvo y migas, etc.

Este es un excelente método para alagar la vida útil del césped artificial y que este esté siempre como nuevo, como el primer día que llegó a casa desde la tienda online en la que se haya comprado.

Barrer semanalmente

El mismo objetivo de limpieza se logra con un barrido habitual de la superficie. Con un cepillo de cerdas blandas se elimina toda la suciedad sin dañar las fibras que imitan a las hebras naturales del pasto.

Siempre es imprescindible hacerlo de manera superficial para evitar causar desperfectos en ningún punto o llevarse material de la malla.

Cuidar el drenaje

El césped artificial tiene que evacuar el agua de la lluvia o del deshielo de la nieve de manera correcta para que ninguna zona se pudra o se produzcan charcos que acaben por dañar la instalación.

Para ello, hay que ser muy disciplinados a la hora de montar y cuidar del drenaje. Generalmente, bajo la malla se coloca una capa de piedra redonda que ayuda al césped a realizar el drenado. Pero esta capa debe ser lisa, sin desperfectos y sin puntas punzantes que puedan romper el césped.

Estos son los tres principales consejos para cuidar del césped artificial, el mejor producto para espacios exteriores del momento y con el que gozarás de un jardín maravilloso, de catálogo o de revista de decoración.