Quantcast

Cómo funciona un coche híbrido

Si tienes en mente comprar un nuevo coche, pero no sabes por cual decantarte, aquí te vamos a explicar el funcionamiento de los coches híbridos, las ventajas que tienen y quizás con ello te podamos ayudar a tomar una decisión, porque muchos compradores en esta época están cambiando sus coches convencionales a diésel o gasolina por un coche híbrido, y con los precios que tiene la gasolina actualmente, la pregunta en realidad es, ¿qué estas esperando para hacer los mismo?

¿Qué es un coche híbrido?

¿Qué es un coche híbrido?

Para decirlo de manera sencilla, un coche híbrido es aquel que puede combinar por lo menos un motos que es eléctrico con otro que funciona con diésel o gasolina para poder moverse, cuyo sistema logra recuperar la energía gastada por medio de un sistema de frenado regenerativo. Es varias ocasiones, es el motor eléctrico quien hace todas las funciones, en otras, lo hace el motor de diésel o gasolina, pero también hay ocasiones en las que trabajan en conjunto.

El resultado de esta combinación es la reducción sustancial del consumo de gasolina o diésel, por lo que es posible economizar en el gasto en combustibles. Y en algunos casos, agregar al funcionamiento del coche la energía eléctrica conduce a mejorar su rendimiento.

¿De dónde proviene la electricidad que usa un coche híbrido?

La electricidad que consume un coche híbrido viene de baterías de alto voltaje, que son diferentes a las baterías convencionales de doce voltios que utilizan los automóviles normales, y esta clase de batería va reponiendo la energía eléctrica que se va gastando al capturar la energía que se produce con la desaceleración del coche, en la que normalmente se pierde el calor que es creado por el sistema d frenado de un coche convencional. Esto es posible gracias a un sistema de frenos regenerativo.

Un coche híbrido también puede utilizar el motor a diésel o a gasolina para recargar y para mantener la batería de alto voltaje. Las empresas fabricantes de coches híbridos emplean distintos diseños con la finalidad de llevar a cabo diferentes acciones, que pueden ir desde un máximo ahorro de combustible o poder mantener lo más bajo que se pueda el costo que supone recargar el tanque del coche.

¿Cuántos tipos de coches híbridos existen?

Hasta los momentos, existen en el mercado cuatro tipos de coches híbridos, que son:

El coche híbrido paralelo

Con este diseño, tanto el motor a gasolina o diésel como el motor eléctrico, se encuentran unidos a una transmisión común, que es capaz de combinar ambos tipos de energía, la del motor a combustión interna y la del motor eléctrico. Esta transmisión puede ser manual, automática o de variación continua, también llamada CVT. En este tipo de coches híbridos, la clase de transmisión, así como el tamaño que tenga el motor a gasolina o diésel serán los factores principales que van a determinar la manera en que van a acelerar, a sonar y se sentirá que el coche es un híbrido en paralelo.

Debido a que el motor eléctrico se encuentra integrado en el mismo tren automotriz, un coche híbrido en paralelo es capaz de cambiar al modo de funcionamiento exclusivo con energía eléctrica, pero sólo desplazándose a bajas velocidades, como para manejar por la ciudad o para distancias que sean muy cortas, porque las baterías que tienen son bastante pequeñas.

No obstante, el hecho de que las baterías sean pequeñas, implica que podrán ser cargadas más velozmente con el motor hasta su plena capacidad, lo que significa que no tendrás que preocuparte por temas como la autonomía y el sostenimiento.

El coche híbrido en serie

En el caso del coche híbrido en serie, es el motor eléctrico el que proporciona toda la energía de empuje, además no existe una vinculación mecánica física entre el motor del coche y las ruedas. La función del motor de combustión interna, que utiliza combustibles fósiles será únicamente la de recargar las baterías. El resultado de este proceso es que la experiencia a conducir será más indicativa de un coche eléctrico, teniendo una aceleración que es más suave y más potente.

Generalmente, en un coche híbrido en serie se sentirá una menor vibración al momento en que se active el motor de combustión interna. Pero, esa interacción entre ambos motores no siempre va a ocurrir en consonancia con lo que esté haciendo tu pie derecho, porque son las baterías quienes hacen las exigencias de energía y no tu pie en el acelerador, de modo que el motor puede ser que esté acelerando, porque así lo estén solicitando las baterías, pero el coche se encuentra desplazándose a una velocidad que es constante.

El coche híbrido enchufable

El coche híbrido enchufable

El coche híbrido enchufable es el que mejora el concepto general de los coches híbridos convencionales, porque tienen una batería que es mucho mayor, aunque de la misma manera que un coche totalmente eléctrico, va a exigir ser recargada por una fuente eléctrica que sea absolutamente externa, bien sea en una estación de servicio de carga pública, en el garaje de tu vivienda o en tu lugar de trabajo.

El hecho de que la batería pueda almacenar una gran cantidad de electricidad hace que la acción de recargarla se parezca a la manera en que se le recarga el combustible fósil en un tanque grande. Además, permite conducir de manera únicamente eléctrica de manera prolongada, entre unos treinta y unos cien kilómetros de distancia, de acuerdo a cual sea el modelo del motor, con total autonomía, lo que permite disminuir sustancialmente el uso de diésel o gasolina.

Si lo que normalmente haces es un viaje corto, y recargas la batería enchufando en coche todas las noches, la mayor parte del trayecto estará usando electricidad en lugar de combustible. En caso de que la batería se agote en su totalidad, el coche actuará como un híbrido en paralelo convencional.

El coche híbrido suave

Como ocurre con los coches híbridos en paralelo, los coches híbridos suaves utilizan un motor eléctrico en conjunto con un motor a gasolina o diésel, pero no es posible usar ambas fuentes de energía de modo independiente.

Lo que ocurre con un choche híbrido suave es que su motor eléctrico tiene como única función ayudar al motor de combustión. Este tipo de híbrido resulta ser el más barato y tienen un sistema de propulsión que es más sencillo, pero con ganancias de eficiencia y potencia modestas.

Ahora que conoces las diferencias, podrás tomar una decisión informada.