Quantcast

El coche híbrido enchufable, la última innovación del sector del automóvil

Los coches híbridos han revolucionado la industria del automovilismo. Responden a una ferviente necesidad de preocuparse por el medio ambiente y a la demanda de modelos que reduzcan su consumo. Altos niveles de tecnología e innovación han desembocado en vehículos de sistema híbrido, cada vez más comunes en las carreteras. Dentro de este sector, hay varios modelos como los coches híbridos enchufables, que completan las características híbridas, combinando motor eléctrico y de combustión, con un desarrollado sistema de recarga a través de la red eléctrica. BMW explica qué es un coche híbrido enchufable para los que no están familiarizados con este concepto.

El coche híbrido enchufable cuenta, por un lado, con una propulsión que se genera a través de la potencia de un motor de carácter eléctrico, es decir, aquel que funciona mediante la electricidad. Por otro, dispone de un motor de combustión con altos niveles de eficiencia.

Este tipo de vehículos se fabrican bajo estrictos criterios de calidad y funcionabilidad, por lo que todos sus materiales y mecanismos responden a elevados índices de garantía. El valor enchufable se adquiere mediante una batería de alto voltaje que puede recargarse en la red eléctricaUna característica similar a la de los coches puramente eléctricos, pero con las ventajas que ofrece el sistema híbrido. Esta conexión a la electricidad puede realizarse desde casa, en una toma de corriente convencional como la que se utiliza para otro tipo de aparatos electrónicos como los electrodomésticos de un hogar.

El éxito de este modelo de coche radica en una adecuada combinación entre ambos motores. Se combinan las ventajas del motor híbrido, como su bajo consumo, gran rendimiento y facilidades en las labores de mantenimiento o de llenado del depósito; con las que ofrecen los sistemas eléctricos. Es decir, una energía puramente renovable cuyos gastos mensuales son mínimos y que además puede renovarse desde casa con un simple enchufe. Sus estándares de calidad y seguridad son de los más elevados del mercado.

Bajo coste, conducción fiable y cómoda, y motores de máxima eficiencia son los valores que las marcas han logrado, al combinar para crear un tipo de vehículo que puede marcar el futuro no tan lejano del automovilismo.

La sociedad está cada vez más concienciada con las cuestiones ambientales y el desarrollo del planeta, por lo que la dedicación en este tipo de productos es gratamente valorada por parte de quienes van a ser los clientes. Estos modelos suponen un gran ahorro económico para el propietario, tanto en combustible como en otros puntos como impuestos de matriculación y determinados peajes y aparcamientos. 

Ventajas en la conducción

Respecto a los detalles en la conducción, estos vehículos enchufables han mejorado la cuestión del gasto en los tramos cortos dentro de zona urbana, en los que tradicionalmente el consumo siempre ha sido mayor. Consumen menos y son más eficientes, también dentro de ciudad. Por supuesto, se reduce en líneas generales el consumo en trayectos largos o en velocidades más altas. Todo ello conlleva una reducción de las emisiones contaminantes a la atmósfera, que ya de por sí en los coches híbridos son mínimas; pero que con estos modelos son prácticamente inexistentes.

No se trata solo de los gases, sino también de otros factores como el ruido. Estos coches son muy silenciosos y no generan ningún tipo de alboroto, lo cual es muy de agradecer, sobre todo en ciudades grandes donde se agrupan una gran cantidad de medios de transporte y en las que los niveles de tráfico pueden ser muy elevados en algunas horas determinadas.