Quantcast

Así se cocinan las patatas fritas belgas que están tan buenas

Las patatas fritas belgas son consideradas como unas de las más sabrosas, crujientes y llenas de sabor. ¿Su secreto?, un corte perfecto, un tratamiento adecuado y una fritura que las deja sencillamente deliciosas. 

Quédate a conocer todos los secretos que envuelven la preparación de unas patatas fritas belgas perfectas y úsalas para acompañar tus platillos favoritos o simplemente, como un antojo saladito y crujiente para media tarde.

El invierno y las patatas, así se hicieron famosas las patatas fritas belgas

Así se cocinan las patatas fritas belgas que están tan buenas

Las patatas fritas son de las preparaciones más consumidas en el mundo; y no es para menos, con una consistencia crujiente y un sabor de vicio que combina con diferentes salsas y platillos, han alcanzado la fama en millones de hogares del mundo.

¿Sabías que las patatas frías belgas se asocian a las épocas de frío y las heladas? Así es, se afirma que, en las épocas de invierno, los lagos se congelaban y no permitían la pesca; por esta razón, se comenzaron a cortar patatas simulando el tamaño de los pequeños peces, se freían y consumían como su sustituto hasta que los lagos volvían a la normalidad en el verano.