miércoles, 24 abril 2024 9:00

El Betis no perdona en el Villamarín y el Athletic no logra imponerse al Mallorca

El Real Betis estrenó el curso liguero este lunes con victoria (3-0) sobre un Elche que jugó con 10 desde el minuto 15, una primera jornada en LaLiga Santander en la que el Athletic Club chocó con el muro del Mallorca en San Mamés (0-0).

El equipo de Manuel Pellegrini mantuvo la línea de su gran curso pasado, dominio y perfecta comunión con un Benito Villamarín que vibra con su equipo. La roja a John Nwankwo, por cortar un ataque de Ruibal, lo puso todo de cara para un Betis que encontró otra acción desafortunada de Roco para hacer el 1-0.

El central visitante se confió ante Fekir con un balón que iba sobre la línea lateral, y el franco-argelino le robó la cartera, se metió en el área y se la dio a Borja Iglesias. A los 10 minutos, Juanmi dobló la renta para el campeón de Copa en un tremendo pase de Carvalho viendo su desmarque.

Sin nada que perder, el Elche quiso morir matando, pelear en la segunda parte a un Betis que se vio con los deberes hechos demasiado pronto. La reanudación fue de los de Francisco, con los cambios, y Pezzella sacó bajo palos el 2-1. Espabiló el Betis de nuevo y Juanmi hizo el 3-0 para que el Villamarín confíe en otra buena campaña.

En San Mamés, el día que Iker Muniain cumplió 500 partidos con la camiseta rojiblanca, el cuadro local no pudo empezar con victoria por falta de puntería y por las paradas de Rajkovic. El meta debutó en la portería del Mallorca con mucho trabajo, sometido el cuadro balear de principio a fin, pero airoso para sumar un punto.

Los arreones propios de la Catedral no se hicieron esperar, con Villalibre y un disparo de Vesga al palo. Antes del descanso, Muniain no llegó por poco a finalizar casi en área pequeña una buena jugada entre el propio Vesga y su apertura a De Marcos. La línea de cinco de Javier Aguirre se comportó seria, pero siguió el asedio.

Un trallazo de Yuri lo repelió como pudo Rajkovic al poste. No salió de su campo el Mallorca hasta que, cumplido el objetivo de resistir, Kang-In Lee casi se la lía a los vascos con un remate de cabeza que sacó de manera acrobática Unai Simón. El tramo final fue también vasco, con Guruzeta rozando el tanto.