Quantcast

¿Es obligatorio quitar el amianto?

El amianto está presente todavía en multitud de estructuras y edificaciones de nuestro país. Allí donde queda uralita, hay amianto que puede poner en peligro la salud de las personas con una exposición prolongada. La uralita, compuesta de cemento y amianto, fue prohibida como material de construcción para el año 2005.

Desde entonces, la retirada de amianto de los edificios en los que todavía estaba presente ha sido paulatina. Muchas viviendas unifamiliares, bloques de viviendas o edificios como colegios y hospitales han ido retirando en los últimos años la uralita para evitar la existencia de amianto y sus consecuencias negativas, pero todavía está presente en cientos de miles de hogares en nuestro país.

Pero ¿es algo obligatorio?

Lo cierto es que no, no es obligatorio retirar tejados de amianto según la ley actual. La normativa vigente en España establece que los productos y estructuras de amianto pueden mantenerse y que no hay necesidad de realizar una retirada inmediata. Por tanto, los productos y estructuras como la uralita pueden seguir utilizándose hasta el final de su vida útil.

Lo que es más complicado de saber es cuándo se da por concluida la vida útil de un tejado de uralita con amianto. Desde Desatascos Henares recomiendan someter estos elementos a una inspección técnica avanzada para poder comprobar su estado actual y determinar si es urgente o no retirar amianto para aumentar la seguridad y la tranquilidad.

El amianto, además, puede estar presente en multitud de tuberías antiguas de uralita que todavía no se han sustituido en todo tipo de construcciones antiguas. Aunque ya se han retirado muchas tuberías y tejados de uralita, todavía queda mucho trabajo de retirada en nuestro país, algo que solo pueden hacer empresas profesionales especializadas en ello.

Una retirada con cuidado cumpliendo la normativa

La retirada del amianto debe hacerse de una forma muy meticulosa para evitar la peligrosidad que supone. Este material puede contener asbestos que respiramos y que pueden producir problemas en el sistema respiratorio. Por ello, tanto la retirada como el transporte de estas tuberías con amianto deben realizarse por expertos que cuenten con personal cualificado y con vehículos homologados, para lo que se requiere un certificado denominado Nima de transporte, en el caso de la Comunidad de Madrid.

Empresas como Desatascos Henares están jugando un papel clave para la retirada de uralita y amianto en la Comunidad de Madrid. Tienen una dilatada experiencia retirando antiguos sistemas de tuberías de uralita de una forma segura para que sus clientes puedan instalar sistemas de tuberías más modernos y seguros para la salud que no impliquen un riesgo para la salud. Solo empresas de pocería especializadas como esta pueden llevar a cabo una tarea con riesgo como es esta.

Como se puede apreciar, la legislación no establece como obligatorio la retirada del amianto. En la actualidad está prohibida su comercialización e instalación en cualquier tipo de estructura o construcción y se recomienda su retirada siempre que sea posible, aunque la instalación puede seguir hasta la finalización de su vida útil.