Quantcast

Cerveza, kombucha y otras bebidas refrescantes para sortear la ola de calor e hidratarte

Llegó el verano, y además, este año viene acompañado de una ola de calor, con lo que hay que tener mucho cuidado, por los efectos que puede producir en nuestro organismo, y si no tenemos un aparato de aire acondicionado, entonces comenzamos a echar mano a ventiladores y demás trucos que nos enseñaron los abuelos para mantenernos frescos.

Pero todavía está por venir los días de mayor calor, si hacemos caso a los que interpretan las señales climatológicas, lo cual es toda una ciencia, así que para que puedas tomar a tiempo las medidas pertinentes, y no te dejes todo el sueldo en la factura de la luz, te vamos a indicar cuáles son los días de agosto en los que sí o sí, debes prender el aire acondicionado y si no lo tienes, tomar entonces tus previsiones.

Ducharse con agua templada

Ducharse con agua templada

Es cierto que al tomar una ducha con agua fría nos sentimos refrigeramos, pero el problema es que inmediatamente al salir de la ducha, vamos a sentir mayor calor y comenzaremos a sudar, por ello, lo mejor es ducharse con agua templada, porque no nos dará una sensación de refrigeración inmediata, sino que sentiremos esos efectos después, sintiendo menor calor.

Lo que se produce cuando nos duchamos con agua templada es un proceso denominado anastomosis arteriovenosa, por el que los pequeños vasos sanguíneos transportan el calor o el frío al interior del organismo, o también podemos mojarnos las palmas de las manos, las plantas de los pies y las mejillas, que son las zonas que no están cubiertas de vellos, usando agua templada y eso será suficiente para refrescarnos.