Mousse de dulce de leche: el postre solo apto para los golosos de verdad

La mousse de dulce de leche puede considerarse como rival del mismo tipo de postre, pero de chocolate. Con una consistencia perfecta y un sabor supremo, este se cuela hasta el corazón, ya que es uno de los postres más fáciles de preparar.

Este delicado postre cae perfecto para compartir entre amigos en una tarde de verano, pero bien que puedes disfrutarlo en cualquier época del año. Anímate a prepararlo con esta receta y verás como todos caen rendidos ante este placer máximo. 

[nextpage]

Ingredientes que vas a necesitar para este delicioso y cremoso mousse de dulce de leche

Si la preparación de la mousse de chocolate te ha parecido sencilla, esta receta en la que el dulce de leche es el protagonista te hará alucinar. Este es definitivamente un postre que se convertirá en tu favorito y que puedes preparar cada vez que lo desees. Toma nota de los ingredientes que vas a necesitar y no te pierdas ningún detalle.

Los ingredientes que vasa necesitar para prepararlo son: 6 claras de huevo, 360 gramos de azúcar, 500 gramos de nata con 35% de materia grasa, 400 gramos de dulce de leche. Además de estos ingredientes, puedes añadir para la decoración final: dulce de leche adicional, nueces y chocolate negro. 

      [/nextpage][nextpage]

Qué dulce de leche queda mejor para preparar mousse

Dulce De Leche

Para la preparación de recetas en las que la consistencia debe ser cremosa y sostenerse, el mejor dulce de leche que puedes utilizar es el repostero. A diferencia del dulce de leche más común, este es más espeso y se mantiene más firme; es por eso que es el preferido cuando de rellenar pasteles se trata.

Ahora bien, aunque el dulce de leche repostero se puede considerar con una mejor consistencia, lo cierto es que para la preparación de esta mousse, también serán necesarios otros ingredientes que darán firmeza y estabilidad. Por esta razón, si tienes en casa el de uso común o has preparado uno casero, igual los puedes utilizar.

      [/nextpage][nextpage]

Un merengue suizo como premisa para que resulte fantástico y seguro

Uno de los secretos del éxito de esta mousse que hoy te traigo, es que para su preparación, vas a preparar un rico merengue suizo. A diferencia de un merengue común, el suizo terminará siendo firme, brillante y también más seguro para tu salud.

La razón por la que será más seguro para tu salud, es porque el mismo se prepara a baño maría, por lo que las claras de huevo terminan cocinándose a baja temperatura. Punto a favor en contra de la salmonelosis e intoxicaciones alimentarias. 

      [/nextpage][nextpage]

Cómo preparar el merengue suizo

Tal como te he comentado, el merengue suizo se prepara cocinando las claras con un contacto muy tenue con el calor, ya que se prepara a baño maría. Por lo tanto, lo primero que debes hacer es poner sobre el fuego una olla con agua y tener a la mano otro recipiente que puedas poner sobre esta para que se caliente sin entrar en contacto directo con el agua.

Cuando el agua esté caliente, pon dentro del recipiente las claras de huevo y también el azúcar. Con la ayuda de un batidor de alambres manual, comienza a batir para hacer que el azúcar se disuelva. Una vez que tomes un poco entre tus dedos y no percibas ni un grano de azúcar, estará listo para montar.

      [/nextpage][nextpage]

Termina la preparación del merengue suizo para este mousse de dulce de leche

Diluido el azúcar por completo, procede a batir con la ayuda de un batidor eléctrico el merengue y bátelo hasta que esté perfectamente montado; es decir, hasta que forme picos que no se caigan.

Este paso recuerda que debes darlo ya, fuera del baño maría, así que simplemente bate hasta lograr picos firmes de merengue. Conoce los secretos para montar un merengue de manera perfecta. 

      [/nextpage][nextpage]

Trabaja la nata

Postre Dulce De Leche

Una vez que tengas el merengue suizo listo, es el momento de trabajar la nata. Con relación a esta, la misma no debe quedar perfectamente firme, sino más bien semi montada. Recuerda utilizar una nata para montar que tenga un porcentaje de materia grasa superior a 35 %.

Para montar la nata de manera perfecta, recuerda utilizar un bol frío, y tener la nata también fría, nunca congelada. Pon la nata en el bol y con la batidora eléctrica, comienza a batir hasta alcanzar un punto medio; es decir, que esté con forma, pero que no forme picos firmes.

      [/nextpage][nextpage]

Integra el dulce de leche a la nata para preparar el más rico mousse

Dulce De Leche

Cuando tengas la nata semi montada, añade el dulce de leche repostero por porciones y con una espátula de silicona intégralo de manera envolvente; la mejor manera de integrarlo es mover desde abajo hacia arriba para no bajar la nata.

Tal como te he comentado, puedes usar preferiblemente dulce de leche repostero, aunque también el de uso común. En el primer caso, este será más denso, por lo tanto, debes trabajarlo por pequeñas porciones para que se integre de manera pareja a toda la nata.

      [/nextpage][nextpage]

Cómo terminar la preparación del mousse de dulce de leche

Para terminar la preparación de este delicioso postre, toma partes del merengue suizo y ve añadiéndolas a la mezcla anterior. 

Trabaja de la misma manera e intégralo utilizando la espátula de silicona para que quede perfectamente incorporado con movimientos envolventes. Sabrás que la mousse está lista cuando el color sea uniforme y la consistencia sea igual en todas sus partes.

 [/nextpage][nextpage]

Consejos para servir este dulce postre

La mejor manera de servir la mousse de dulce de leche, es llenar vasos de cristal y llevarlos a la nevera para que tomen consistencia y también frío por un par de horas. Ahora bien, la cantidad a servir es importante.

Evita llenar los vasos hasta el tope, pues esta mousse es bastante dulce, por lo que es mejor evitar empalagar al comensal. Puedes servir tres cuartas partes y así también dejar espacio para una tentadora decoración.

      [/nextpage][nextpage]

Ideas para presentar el más delicioso y tentador mousse de dulce de leche

Para que termines de dar a este ya perfecto mousse el toque perfecto de elegancia y atractivo goloso, una vez que esté listo, toma una porción de dulce de leche y sírvelo sobre el postre.

Para dar un toque crocante y diferente, pica unas nueces y añádelas sobre el dulce de leche. Remata el postre con un poco de chocolate negro rallado y será todo un placer presentarlo y disfrutarlo.

    [/nextpage]