Quantcast

Elimina las manchas amarillas de la almohada con estos trucos

La ropa de cama se debe cambiar y lavar con cierta frecuencia, ya que son tejidos que están en contacto directo con la piel. Las recomendaciones es que no pasen más de 10 días entre un cambio y otro, aunque en el caso de las fundas de almohada, es aconsejable cambiarlas cada menos tiempo. Todas las noches recostamos la cabeza en ellas durante 7 u 8 horas, lo que significa que van acumulando residuos de suciedad del cabello y la cara como grasa, células muertas, restos de productos cosméticos, sudor, saliva… En definitiva, un cúmulo de gérmenes que no podemos ignorar.

Además, las almohadas tienden a tomar un desagradable color amarillo, debido principalmente al pH del sudor, así que si queremos que el tejido recupere su color natural, es importante lavarlo antes de que el residuo se incruste en las fibras. Lo principal es revisar la etiqueta de la pieza y seguir las recomendaciones de lavado, y utilizar un detergente que no dañe las fibras. Las fundas de almohada deben lavarse al menos a 60 °C para eliminar todos los microbios, bacterias y ácaros. En caso de tener cercos amarillos localizados, lo mejor es tratar la mancha de forma específica antes de meter la funda en la lavadora. Estos son algunos trucos que pueden resultar eficaces.

VINAGRE Y BICARBONATO

Esta mezcla es un clásico infalible, tanto para manchas amarillas como para manchas de maquillaje o cosméticos. Hay que mojar la prenda en agua tibia y añadir dos tazas de vinagre blanco. Dejamos reposar entre 30 y 60 minutos. A veces esto es suficiente, pero si la mancha perdura, entonces podemos mezclar bicarbonato y vinagre directamente sobre la mancha. Se deja actuar media hora y se aclara. Después se mete en la lavadora para completar el lavado.

AGUA OXIGENADA Y LIMÓN

Esta mezcla es muy potente y se puede utilizar para cualquier tipo de manchas. Se tiene mezclar en un recipiente aparte, utilizando agua oxigena y agua oxigenada a partes iguales, y el zumo de un limón. Después introducimos las fundas o prendas con manchas amarillas y dejamos a remojo al menos una hora, para que haga su efecto blanqueante. Después lavamos en la lavadora de la manera habitual.

AGUA CALIENTE Y LIMÓN

El limón es un ácido natural que a veces puede ayudar a eliminar manchas fastidiosas como el amarillo de las almohadas. El procedimiento es el siguiente: calentamos agua en un recipiente grande, en cuanto empiece a hervir, exprimimos un limón y lo mezclamos. Luego metemos la funda de la almohada en cuestión, de forma que el tejido quede perfectamente cubierto. Tiene que reposar al menos durante dos horas. Después se puede lavar normalmente en la lavadora con el detergente habitual.

BICARBONATO Y ÁRBOL DE TÉ

Otro truco natural y eficaz contra manchas amarillentas consiste en mezclar unas gotas de árbol de té y un poco de bicarbonato de sodio, y aplicarlo directamente sobre la zona a tratar. Se deja actuar durante al menos 45 minutos y a continuación frotamos con un cepillo. Este detergente casero hecho con dos ingredientes tiene efectos antibacterianos que frena la aparición de gérmenes, ácaros y hongos.

LEJÍA O AMONIACO

Si necesitamos un remedio más fuerte, podemos recurrir a químicos como la lejía o el amoniaco. Como sabes, la lejía solo se puede usar en tejidos blancos porque destiñe.

DETERGENTE Y BÓRAX

Esta mezcla hay que hacerla con mucha precaución y solo en el caso de que no hayan funcionado los trucos anteriores. Es una combinación de productos que puede ser tóxica, así que lo haremos directamente en la lavadora. Introducimos las sábanas y las fundas de almohada, y seleccionamos un programa con agua caliente.