Quantcast

La razón por la que nunca deberías tirar el líquido de las aceitunas

Las aceitunas son un manjar del que España es el primer productor mundial. Son ese aperitivo único que siempre nos hace querer más. En el momento de abrir un frasco o una lata de aceitunas, lo primero que puede surgir es tirarlo, pero se puede aprovechar el líquido en el que se conservan. Pese a la mala fama que tienen, los llamados líquidos de gobierno o de cobertura son seguros y aptos para el consumo humano. Es por ello que te contamos la razón por la que nunca deberías tirar el líquido de las aceitunas.

Qué contiene el líquido de las aceitunas

Qué contiene el líquido de las aceitunas

El líquido de los botes y latas de conservas, en este caso la aceituna, está formado por agua, sal y por ácido ascórbico para que no pierdan color. La misión de este líquido de cobertura es conservar, sazonar y distribuir el sabor por todo el alimento. Los desechos de los botes, por ley, no pueden contener sustancias dañinas para la salud. Esto no quiere decir que todos los líquidos de las conservas​ sean aptos para el consumo.