Quantcast

Cómo arreglar una mosquitera

Cuando llega la época de verano, con ella llegan los mosquitos y bichos y por ello es necesario la utilización de una mosquitera, con este simple elemento puedes evitar la visita de esto indeseables amiguillos en tu hogar. Tan solo te tomar unos minutos conocer un poco más sobre esta y como repararla en caso de que la misma se rompa por el uso, así que te invitamos a que continúes con nosotros.

¿Qué es una mosquitera?

¿Qué es una mosquitera?

Una mosquitera es un bastidor o rejilla, que cuenta con pocos milímetros de separación entre sí, usada para que ventilar las casas al abrir las puertas y ventanas, y así impedir que pasen plagas y que los mosquitos te piquen. Esta es armada con distintos materiales, todo con la idea de no depender solamente con repelentes, así como sacarle el mejor provecho a la ventilación y a la luz natural.

¿Cuáles son los tipos de mosquitera existentes?

Dependiendo del lugar donde se quiera instalar la mosquitera, y el requerimiento de la misma, encontraras la siguiente:

  • Correderas: con un marco de aluminio que se adapte al cuadro a instalar, con rodamientos para facilitar el deslizamiento de la misma, no son difíciles de colocar y usar.
  • Fijas: son más baratas que las anteriores, se pueden colocar en ventanas y puertas, y estas no se instalan por temporada sino que son permanente. Cuentan con perfiles para el marco, esquineras de unión, goma de fijación y fibra de vidrios, se colocan en sitios donde se moverá.
  • Enrollables: se usan solo cuando se requieren, constan de un cabezal, se enrollan y por medio de marcos laterales en las ventanas se suben o bajan.
  • Extensibles: tienen rieles como una persiana, quedando a la mitad y el resto es la mosquitera.
  • De cortinas: son solo para las puertas, echas de malla, un soporte y un surco, unidos a las dos tiras de la tela.
  • Imantadas o adhesivas: son usadas con un imán, no se desenrollan o mueven los paneles para entrar o salir por las puertas.

¿Cuáles son los beneficios de una mosquitera?

Una mosquitera aporta una serie de beneficios los cuales son los siguientes:

  • Protección: la presencia de la malla limita el acceso de animales del exterior, especialmente mosquitos.
  • Privacidad: la malla actúa como una barrera, imposibilitando la visión desde afuera.
  • Ahorro de energía: usarlas en las ventanas o balconeras abiertas, lo que imposibilitan tener que encender el aire acondicionado.
  • Cuidado de la salud: la malla retiene el polvo, por lo tanto no se requerirá limpiar tanto.
  • Resistencia: son fabricadas con materiales que permiten que duren, es una inversión única y no tiene que cambiarla.

¿Cómo colocar una mosquitera?

Colocar una mosquitera suele ser un proceso sencillo, aunque muchos se complican dependiendo de la que se adquiera, así como de acuerdo a como es la abertura de la misma. Pero en términos generales instalarla, es muy fácil, solo se debe contar con las herramientas necesarias para colocarlas.

¿Una mosquitera tiene desventajas?

Contar con una mosquitera tiene un par de desventajas, entre las cuales puedes encontrar es que debes abrirlas o cerrarlas, pero no dejarlas a la mitad, para que así no pasen animales ni plagas voladoras, y que tampoco se pueden colocar en ventanas dobles con espacios muy pequeños, ya que requieren de un área mínima de 45 milímetros.

¿La mosquitera cuenta con certificación y mantenimiento?

Hoy en día existe una gran variedad de mosquiteras en el mercado, con características distintas; por ello es muy fácil lograr seleccionar la que se adapte a los requerimientos de las personas. Sencillamente la persona adquiere la que le facilite sus necesidades, y no comprar una por comprarla, lo cierto es que se debe adquirir la que se adapte para tu hogar, además de que cuenta con certificado de calidad.

¿Se puede reparar la tela de una mosquitera rota?

¿Se puede reparar la tela de una mosquitera rota?

Durante el verano la presencia de una mosquitera en casa se ha convertido en un material necesario, para contrarrestar la presencia de los mosquitos en el hogar. Esta impide la presencia de los mosquitos, por eso se convertido en un elemento imprescindible, garantizando el confort, solo que esta se dañe o rompa; pero se puede creer que la misma ya no sirva o sea posible su reparación.

Se puede reparar la mosquitera de manera sencilla, sin embargo se debe considerar el tamaño del agujero; si es muy grande lo mejor es adquirir una tela nueva.

¿Con qué materiales se arregla una mosquitera?

A continuación los materiales que se requerirán para reparar una mosquitera:

  • Malla mosquitera: debe ser más grande que el agujero a cubrir.
  • Un hilo de la misma tela o hilo de pescar.
  • Tijeras.

¿Qué se debe hacer para reparar la mosquitera?

A continuación conoce que hacer para reparar la mosquitera, paso a paso:

  • Desmontar la mosquitera: quitarla y colocarla en un espacio, donde pueda trabajar con ella.
  • Corta un trozo de tela: doblando de manera ligera los bordes, comenzar a cortar el pedazo que deseas reemplazar.
  • Pon el trozo de tela sobre el agujero: ajustar la tela adherida y comenzar a coser como si se tratarse de un parche en un pantalón; tapar completamente el agujero.
  • Fija el hilo: anudarlo en un extremo y coser para que la tela quede sujetada muy bien.

Otras maneras de reparar la mosquitera

Conoce a continuación otras maneras de reparar una mosquitera:

  • Utiliza esmalte de uñas transparente: es un adhesivo fuerte, puedes usarlo si no está muy abierta, aplicar en ambos extremos de la abertura con el esmalte. Espera que se seque, puede que incluso se requiera de un día y si deseas acelerar el proceso, limpiar con agua fría.
  • Poner parches de telas.

¿Qué hacer para reparar la mosquitera efectivamente?

Para reparar una mosquitera de manera segura, rápida y efectiva, debes seguir lo siguiente:

  • Guarda la anterior: te puede servir parte de la malla para reparar posteriormente.
  • Apuesta por el PVC: las elaboradas con este material, son más resistentes a las rasgaduras e incluso la puedes elegir del tamaño que desees.
  • Cambiar la tela que está muy dañada.