Quantcast

La versión de la ensaladilla rusa que te parecerá comer otro plato

La ensaladilla rusa es todo un emblema de la época veraniega e incluso, su sabor engalana la mesa en cualquier momento del año. Rica, cremosa y saciante, esta ensalada se ha colado a las mesas de diferentes países del mundo y es definitivamente una de las favoritas.

Aunque existen diferentes versiones de ensaladilla rusa, y son muchos los ingredientes que le puedes añadir, hoy te presentaré una que, si bien, esta inspirada en la más auténtica, su sabor y color te hará dudar y te llevará a pensar que en realidad degustas otro plato. Quédate a conocer esta receta, prepárala y degústala cuando quieras.

De qué va esta versión de ensaladilla rusa

La versión de la ensaladilla rusa que te parecerá comer otro plato

La ensaladilla rusa suele reconocerse a distancia, pues aunque sus ingredientes son varios, sus colores y cremosidad la delatan incluso ante los ojos del comensal menos experimentado; ahora bien, si le añades un ingrediente lleno de color vibrante, la misa puede llegar a confundir incluso al más experimentado.

En esta ocasión te propongo la preparación de una ensaladilla rusa llena de color, en la que la remolacha jugará un papel muy importante en cuanto a su coloración y también en su sabor. Con un sabor dulce y natural, la remolacha aportará un punto justo que sabor que hará vibrar tu paladar. Quédate a conocer su protagonismo en este plato.