Quantcast

Bombillas con WiFi: ¿consumen más energía?

Una de las cosas a las que hemos empezado a tenerle miedo es a la factura de la luz del fin de mes, y es que últimamente los incrementos en las tarifas de energía eléctrica han dejado seco a más de uno y hay que pensar que viene el invierno y que si en verano ya nos costó un pastón mantener la casa fresquita, sólo nos podemos imaginar cuanto nos va a costar mantenerla caliente en la época más dura del frío.

Tal como han estado ocurriendo las cosas, si hemos tenido uno de los veranos más calientes en muchos años, entonces es probable que también tengamos uno de los inviernos más crudos de los últimos tiempos, de modo que ya estamos pensando en alternativas que nos permitan ahorrar en electricidad y mantener el hogar calentito. Que si estufas de queroseno, que si chimeneas de leña, pero como la tecnología no querido quedarse atrás, ahora tenemos bombillas con WiFi.

Algunos consejos para ahorrar en el uso de bombillas inteligentes WiFi

Algunos consejos para ahorrar en el uso de bombillas inteligentes WiFi

El primero de ellos es que las mantengas apagadas la mayor cantidad de tiempo posible. Si no estás en una habitación no enciendas la luz. Ya sabemos que es el mismo consejo que te daríamos si estuviéramos refiriéndonos a una bombilla normal, pero es que resulta un consejo útil para ambos casos.

Otro consejo es que si no necesitas mantener iluminada en su totalidad una estancia, le des las instrucciones necesarias a las bombillas inteligentes para que atenúen la intensidad de la luminosidad. Este es un consejo que sólo podemos darte cuando estés usando bombillas inteligentes WiFi, ya que con las bombillas normales esto es imposible de realizar.

Si vas a salir de casa por mucho tiempo, y no quieres que las bombillas inteligentes sigan consumiendo energía, lo que tienes que hacer es apagar el WiFi, o bajar el swiche principal del que se alimenta la electricidad de tu vivienda, esto en caso de que sigas desconfiando, pero realmente no creemos que ello sea necesario, porque, como acabamos de explicarte, es muy poca la diferencia anual que se verá reflejada en tu factura de luz.