Quantcast

Toni Cantó insta a “normalizar” los gobiernos del PP con Vox

Toni Cantó, tras pasar por UPyD y posteriormente por Ciudadanos, parece que ha recalado en el PP. El actor ha sido nombrado como director de la Oficina del Español por Isabel Díaz Ayuso, por lo que apoya fervientemente las políticas de esta formación. El valenciano se ha mojado sobre las elecciones andaluzas.

El director de la Oficina del Español ha considerado que se debe “normalizar que el PP pueda gobernar junto a Vox para sacar al PSOE de los gobiernos”, tras preguntársele por las elecciones andaluzas, y ha llamado al PSOE a que se abstenga si quiere evitar un gobierno en el que esté Vox.

Lo ha dicho en una entrevista este jueves de Ràdio y y La 2, en la que ha explicado que el PP no es que rechace gobernar con Vox en Andalucía pero que su aspiración es hacerlo en solitario, y ha replicado al PSOE que si teme tantísimo y cree que el peligro está en que Vox cogobierne, pues que deje con su abstención que se forme un gobierno monocolor (del PP).

Por otro lado, ha asegurado que “Vox es bueno para España” y lo ha defendido como un partido constitucionalista que da espacio de voto a unos electores determinados y que, además, puede facilitar pactos con el PP.

Cantó ha descartado entrar a Vox porque asegura que está de salida en la política pero ha querido remarcar que, para él, Santiago Abascal “es un hombre bueno, que le ha tocado como a muchos otros demócratas luchar en lo peor de la época del País Vasco, enfrentándose a terroristas”.

CASTELLANO

Por otro lado, ha advertido de que los alumnos de Cataluña no puedan estudiar un 25% de castellano, como fija la sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Cataluña (TSJC) y cree que eso es “impensable en cualquier otro país del mundo”.

Creo que es mucho más eficiente premiar que castigar e imponer. Prohibir la educación en una lengua es malo; hay que proteger la cohabitación de las dos lenguas, que ahora mismo no existe“, ha dicho Cantó, que ha avisado de que si no se garantiza ese 25% de castellano se estará empobreciendo a los ciudadanos catalanes, en sus palabras.

Por último, ha descartado la propuesta de ilegalizar a partidos políticos independentistas y, por el contrario, ha apostado por hacer “lo que se hace en muchos países europeos, que es poner un límite de un 5%” de los votos para tener representación en el Congreso, un porcentaje que actualmente es del 3%.