Qué hacer si sale humo del motor del coche

Ya sea porque se trate de un vehículo de segunda mano o porque su uso haya sido muy largo, o porque tenga problemas de fiabilidad, el humo que sale en nuestro coche es algo a procurar la atención. Y es que los testigos de la instrumentación del automóvil son mucho más importantes de lo que pueda pensarse.

Pero existen otros factores que pueden darte pistas de que algo no está funcionando como debería. Esto lo vemos ciertamente con casos como la posibilidad de que salga un tipo de humo, bien del escape de nuestro coche (incluso de diferentes colores), o incluso del propio motor. Pero, ¿qué podemos hacer si esto ocurre y a qué se debe?

Los cuatro posibles motivos del humo azulado

Gases Azul Vehículo

Si por el escape sale un humo algo azulado y huele un poco a tostado, lo que sucede es que está entrando aceite a la cámara de combustión. Hay cuatro posibles motivos

  •  Que la junta de culata esté en mal estado y pase aceite de la distribución al cilindro número 1. En ese caso, el humo suele aparecer siempre.
  • Que el turbo esté gastado y el aceite que lubrica su eje se cuele en el circuito de admisión. El humo saldrá sobre todo al acelerar fuerte y cuando estemos parados al ralentí.
  • Que los retenes de las guías de válvulas estén gastados: el humo sale por el escape cuando soltamos el acelerador y el coche retiene. Se debe a que se genera vacío en los cilindros y absorben el aceite que rezuma por las válvulas.
  • Que el motor esté gastado (normalmente, los segmentos del pistón). En este caso, el humo suele salir siempre, pero más al acelerar. Lo que sucede es que no hay un cierre hermético entre el pistón y la pared del cilindro y el aceite de lubricación pasa a la cámara de combustión.