Quantcast

Cómo rezar el rosario

Es una de las costumbres cristianas que nos permite meditar sobre aspectos muy importantes de las vidas de la Virgen María y de su hijo Jesucristo, pero no es algo tan sencillo como coger un rosario y comenzar de recitar oraciones, por el contrario, posee una técnica, un orden y hasta un día de la semana específico para rezarlo de determinad amanera, y eso es lo que te vamos a enseñar hoy en este artículo.

¿Qué es un rosario?

¿Qué es un rosario?

Es una oración bastante prolongada que se compone de vente misterios, que para los creyentes constituyen acontecimientos que fueron muy significativos tanto para Jesús como para su madre, la Virgen María, que fueron divididos cuando se publicó la Carta Apostólica llamada Rosarium Virginis Mariae, en cuatro maneras de rezarlo. Aunque en este artículo sólo te mostraremos el paso a paso para que puedas rezar el rosario de los misterios gozosos

¿Cuáles son las formas de rezar un rosario?

En primer lugar, tienes que fijarte en que día de la semana es, porque ello va a determinar cuál de los cuatro rosarios tienes que rezar, y están divididos por los tipos de misterios que se rezan en el día específico de que se trate, así, de los días lunes y sábado se reza el rosario haciendo referencia a los misterios gozosos, mientras que los días jueves se proclaman los misterios luminosos, los martes y los viernes se hace referencia a los misterios dolorosos y los días miércoles y domingos se mencionan los misterios gloriosos.

¿Cómo se comienza a rezar el rosario?

Todos los rosarios comienzan con la misma oración:

“En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Dios mío, ven en mi auxilio.

Señor, date prisa en socorrerme.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.”

Y, dependiendo del día de la semana de que se trate, se comienza por anunciar el misterio que corresponde y luego se siguen las cuentas para rezar los padres nuestros, los aves marías y los glorias en el número correspondiente. Al finalizar todos los misterios y las oraciones, se cierra el rosario con una letanía a la virgen como la siguiente:

“Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y, después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!”

¿Cómo se reza el rosario de los misterios gozosos que corresponde a los días lunes y sábado?

Es el que hace referencia los misterios gozosos y se hace anunciando cada misterio gozoso en el siguiente orden:

Primer Misterio Gozoso

Es La Encarnación del Hijo de Dios y se anuncia así:

«Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; el nombre de la virgen era María» (Lucas 1,26-27).

Luego de una pausa para reflexionar hay que rezar un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.

Segundo Misterio Gozoso

Es La Visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel y se anuncia de esta manera:

«En aquellos días María se puso en camino y fue aprisa a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.  Y sucedió que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando a voz en grito, dijo: “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno“» (Lucas 1, 39-42)

Luego de hace una pausa y se rezan un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.

Tercer Misterio Gozoso

Tercer Misterio Gozoso

Es El Nacimiento del Hijo de Dios en el portal de Belén y se anuncia de esta forma:

«Sucedió que por aquellos días salió un edicto de César Augusto ordenando que se empadronase todo el mundo. Este primer empadronamiento tuvo lugar siendo Cirino gobernador de Siria. Iban todos a empadronarse, cada uno a su ciudad.

Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David, para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta. Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento» (Lucas 2,1-7).

Luego de una pausa se vuelven a rezar un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.

Cuarto Misterio Gozoso

Es La presentación de Jesús en el Templo, anunciándose de esta forma:

«Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el nombre de Jesús, como lo había llamado el ángel antes de ser concebido en el seno. Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor y para ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones, conforme a lo que se dice en la Ley del Señor» (Lucas 2, 21-24).

Luego se rezan nuevamente un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria.

Quinto Misterio Gozoso

Es El Niño Jesús perdido y hallado en el Templo y se anuncia de esta forma:

«Sus padres iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. Cuando tuvo doce años, subieron ellos como de costumbre a la fiesta y, al volverse, pasados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres…

Y sucedió que al cabo de tres días, le encontraron en el Templo sentado en medio de los maestros, escuchándoles y preguntándoles; todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas» (Lucas 2, 41-47)

Finalmente se hace una pausa para reflexionar y se rezan un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria. Para cerrar el rosario se reza la letanía a la Virgen María.