Quantcast

Se cumplen 9 años de la obligatoriedad de obtener el Certificado Energético para vender o alquilar una vivienda

Los gobiernos de todo el mundo están poniendo énfasis en la puesta en práctica de hábitos y costumbres para combatir el cambio climático. En este sentido, las legislaciones apuntan al ahorro de energía e impulsan a los propietarios de viviendas a realizar obras de eficiencia energética a través de subvenciones y reducción de impuestos.

Asimismo, en España es obligatorio desde junio de 2013 obtener el Certificado de Eficiencia Energética para poder alquilar o vender un inmueble o local, para lo cual la firma Vatios Verdes se encarga de realizarlo en Zaragoza, Huesca y Teruel.

Expertos en realización del Certificado de Eficiencia Energética en la Comunidad Autónoma de Aragón

La eficiencia energética en los hogares está vinculada a reducir el consumo de energía y las emisiones de dióxido de carbono, manteniendo los servicios y sin disminuir la calidad de vida, pero al mismo tiempo, protegiendo el medioambiente y propiciando la sostenibilidad. Para tal fin, es obligación del propietario contar con un servicio técnico que certifique dicha condición de la vivienda a través del Certificado Energético. El mismo tiene una validez de 10 años e indica las calificaciones de emisiones y de consumo que ha obtenido el inmueble.

La consultoría energética Vatios Verdes cuenta con amplia experiencia en la certificación energética, visitando la propiedad del cliente cualquier día de la semana, con un precio que va desde los 90 euros, según las características de la misma, y entregando una copia del Certificado de Eficiencia Energética en menos de 48 horas. A su vez, se encargan de registrarlo en el Gobierno de Aragón sin coste adicional.

Las obras de eficiencia energética y sus deducciones

La Agencia Tributaria española ha aprobado deducciones sobre el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para las refacciones realizadas con el objetivo de potenciar la eficiencia energética en edificios residenciales y viviendas habituales, alquiladas o a la expectativa de alquiler. Estos beneficios deben acreditarse a través del Certificado de Eficiencia Energética una vez que las obras hayan finalizado. Esto posibilita a los titulares de los inmuebles deducir los honorarios de los obreros, los gastos de ejecución y la inversión en equipos y materiales, entre otros costes.

De esta manera, se restará de la cuota estatal del IRPF un 20 % por las obras que reduzcan el consumo de refrigeración y calefacción, y un 40 % a las que bajen los niveles de consumo de energía primaria y las que mejoren su calificación energética.

Por lo tanto, solicitar la realización del Certificado Energético mediante el servicio de Vatios Verdes es una alternativa ideal para adaptar una propiedad a los requerimientos del cuidado medioambiental y evitar sanciones por parte de la administración de la Comunidad Autónoma de Aragón.