El truco para quitar las pegatinas y etiquetas de los tarros de cristal sin dejar rastro

Cuando compras un producto que viene en envase de cristal, es probable que te quieras quedar con el envase cuando el producto se haya acabado y desees reutilizarlo en otras cosas, como poner conservas que puedes almacenar en casa, por lo que vas a conservar el envase, pero quitándole, por supuesto, la etiqueta.

Y resulta que, a veces, es muy difícil dejar en envase sin rastros del pegamento con el que viene adherida la etiqueta, por eso hoy te vamos a enseñar cuales son los trucos para quitar esas pegatinas de los tarros y envases de cristal que quieres reutilizar, dejándolos como nuevos.

¿Qué hago si no quiero utilizar ninguno de los métodos más agresivos y el adhesivo todavía permanece en el tarro?

¿Qué Hago Si No Quiero Utilizar Ninguno De Los Métodos Más Agresivos Y El Adhesivo Todavía Permanece En El Tarro?

En ese caso, lo que debes hacer es tratar de rascar el adhesivo, empleando un cuchillo liso de plástico o un cúter, utilizando movimientos suaves, teniendo cuidado de que el cristal no resulte arañado. Esta técnica puede ser acompañada del uso de algún tipo de solvente, como el alcohol o el vinagre, así que puedes bañar el tarro en ese líquido y cuando esté húmedo, comenzar a rascarlo hasta que el pegamento sea eliminado.

El último consejo que podemos darte, si todo lo demás falla, es que uses una esponja de lana de acero, esa que se usa para quitar lo pegado de las ollas y sartenes, mojándolo con agua y jabón, luego comienza a frotarlo encima del adhesivo, con fuerza y haciendo presión firme, pero de manera lenta, para que no vayas a arañar la superficie del tarro de cristal que está bajo el adhesivo.