Quantcast

Qué es la UCI

Cuando las personas hablan de la unidad de cuidados intensivos o mejor conocida como la UCI, creen que se trata de un área en el hospital el cual siempre se mantiene a puertas cerradas y las visitas son totalmente prohibidas, ya que en esta zona únicamente ingresan aquellos pacientes que se encuentran padeciendo algún tipo de enfermedad grave y están al borde de la muerte.

Lo cierto es que si hay algunas cosas ciertas sobre esto que la mayoría de las personas piensan acerca de la UCI, en efecto en la unidad de cuidados intensivos ingresan aquellas personas que se encuentran muy delicadas de salud, con un potencial riesgo vital, pero es justamente aquí donde el personal médico da todo de sí para ayudar a los pacientes a superar su enfermedad y salvarles la vida.

Los estudios sobre las UCI

Los estudios sobre las UCI

Recientemente se llevó a cabo un estudio sobre la UCI y sus pacientes, los resultados que se obtuvieron fueron esperanzadores para muchos, ya que se descubrió que un 85% de los pacientes que ingresan a la UCI logran sobrevivir y salir en buen estado de salud de la unidad.

Así que para aquellas personas que tienen una idea equivocada de este lugar y piensan que todos aquellos que van terminan perdiendo la vida, es todo lo contrario, es un sitio donde se les devuelve, así se ha demostrado cuando aumentan los hospitalizados por Covid.

Materiales y recursos humanos

Para que puedas conocer un poco más sobre la función de todo el personal médico que trabaja en la unidad de cuidados intensivos, mejor conocida como la UCI, te hablaremos de ellos, sobre todo cuando en Madrid, en estos momentos, crecen hospitalizados, UCI y fallecidos.

En la UCI siempre debe estar presente un intensivista, ya que esta persona es un médico que se especializa en el área de medicina intensiva. Estos médicos se especializaron para atender a un paciente que llegue en un estado de salud crítico, debido a esto son totalmente responsables de la atención de este.

Además, un intensivista es un médico totalmente experto en la fisiología de un paciente que está en un muy mal estado de salud, por esto sabe muy bien los procedimientos y técnicas que debe aplicar para cada caso distinto con el fin de recuperar la salud del paciente.

Otras caras que se ven mucho en la unidad de cuidados intensivos son las del personal de las enfermeras, aunque algunas personas no lo crean, ellas son una pieza principal para poder llevar a cabo el correcto funcionamiento de la UCI, ya que ellas poseen una preparación específica para su campo y tarea que se encargan de cumplir son los cuidados de los pacientes en función de la patología que posean.

No sólo se trata de pacientes y doctores

No sólo se trata de pacientes y doctores

No solo juegan un papel importante el personal médico que atiende a los pacientes en la UCI, sino que también las máquinas, tecnología, monitores, aparatos y muchos materiales médicos cumplen una función primordial, ya que sin ellos, los pacientes no podrían recuperarse igual de bien y rápido y hasta podrían perder la vida de no tener el equipo necesario para tratarlos a ellos y la condición en la que se encuentren.

Una de las cosas que más se ve en la unidad de cuidados intensivos son los monitores ubicados al pie de la cama, ya que estos ayudan a poder ver y mantener en observación las diferentes constantes vitales de un paciente. Otros equipos muy importantes en el área de la UCI son los dedicados al soporte vital del paciente, como los respiradores, que se encargan de sustituir la función respiratoria.

Tipo de pacientes en la UCI

En la unidad de cuidados intensivos, mejor conocida como la UCI, ingresan aquellos pacientes que acaban de ser sometidos a alguna cirugía muy compleja, por lo tanto necesitan estar en su postoperatorio en esta área de cuidados especiales luego de haber pasado por una cirugía cardiaca o neurocirugía.

Otro tipo de paciente que se ve muy seguido en la UCI son aquellos de ingreso urgente. Estas son personas que han llegado al hospital debido a que presentan cuadros graves y están en una delicada situación con su salud, ya que pasan por situaciones como una insuficiencia respiratoria aguda a causa de una neumonía que se complicó, cuadros de infección o un politraumatismo grave.

También hay pacientes que ingresan al área de cuidados intensivos debido a que la condición que padecen y se encontraban tratando en otra área del hospital que no es la UCI empeoró o se complicó, lo que lo condujo a su traslado para poder ser observado por especialistas.

Humanos y tecnología

Para muchos pacientes su llegada a la UCI es una experiencia totalmente inesperada que muchas veces causa un gran impacto en sus vidas, ya que de cierta manera es una ruptura drástica con su vida. Al estar en esa unidad, ves muchas caras sin nombres, personas que no conoces de aquí para allá, mucho ruido del personal y los equipos médicos, son tantas cosas lejos de tu hogar que terminas abrumado.

La experiencia que vive un paciente en la UCI no solo es traumática para él, sino también para su familia, la cual vive con el constante temor de recibir una llamada avisando que la situación se agravó más o peor, que el desenlace al que tanto le tenían miedo llegó. Debido a tantas emociones y sentimientos hacen que la humanización en la UCI sea algo primordial para aquellos que entran.

Aspecto ético

Algo muy difícil en la UCI es cuando llega algún paciente que no quiere ser atendido por las enfermeras o revisado por el médico intensivista debido a que no quiere perder su autonomía. Cuando alguna situación así se presenta, el personal médico debe saber jugar bien sus cartas para que el paciente no pierda el control, se desestabilice y esto lleve a que su salud empeore.

Para hacerle cara a situaciones así lo que se suele hacer más a menudo es hablar con la familia del paciente para que esta les comunique que lo que hace el personal médico es por salud, que una vez que mejore el paciente recuperará por completo su autonomía, pero mientras se encuentre ahí deberá permitir que el personal médico haga su trabajo correctamente sin oponerse.