Quantcast

Todo lo que se debe saber antes de someterse a una cirugía capilar, por Clínica Devesa

La imagen personal es una cualidad muy importante para la mayoría de personas. Por eso, no dudan en someterse a todos los cuidados disponibles, incluyendo las regiones donde pueden presentarse problemas de alopecia.

En Valencia, la Clínica Devesa trabaja con una actitud proactiva con el objetivo de ofrecer una atención integral y de calidad en la prevención, diagnóstico y tratamiento a sus pacientes.

En términos de injerto capilar, el centro médico destaca por la precisión de sus diagnósticos, la atención personalizada e inmediata y la garantía de contar con un ambiente privado.

Información antes de someterse a una cirugía capilar

El primer paso es solicitar un diagnóstico capilar mediante el cual un tricólogo analiza la condición del cuero cabelludo con el objetivo de brindar un tratamiento efectivo. La evaluación pasa por señalar los hábitos que podrían producir el problema, así como los síntomas y su nivel de gravedad.

En la fase preoperatoria, el paciente debe cuidar algunos detalles como tener una longitud mínima antes del injerto para valorar fácilmente la zona donante. Por otra parte, es necesario evitar la ingesta de medicamentos que puedan diluir la sangre y el consumo de alcohol, ya que puede afectar la aplicación de los anestésicos.

¿Cuáles son los pasos que se siguen para realizar un procedimiento de injerto capilar?

Para llevar a cabo el procedimiento, el primer paso es realizar un estudio preoperatorio donde se determine el mejor injerto de cabello de acuerdo con las necesidades del paciente. Una vez iniciado, reciben anestesia local para que no exista riesgo de dolor en la región del cuero cabelludo tratada.

En cuanto a la extracción de folículos, se utilizan distintos materiales para obtener las unidades, con la mayor precisión en el diámetro de las incisiones y la forma de implantarlos con seguridad. Durante la extracción, el especialista retira los folículos de las zonas donantes, por lo que hace falta rasurar zonas concretas.

Después, las unidades extraídas son implantadas a través de microincisiones, siendo un método que no requiere más de una operación para cubrir las entradas. En la fase posoperatoria, es suficiente con tomar analgésicos convencionales, antibioterapia para prevenir infecciones y reposo durante un día completo.

La mayor ventaja del injerto capilar es que se trata de una cirugía rápida y sin dolor, con resultados positivos para la imagen del paciente, siendo imprescindible hacerlo con un especialista calificado. En la Clínica Devesa, la experiencia del Dr. Devesa asegura una intervención que cumple con los mayores estándares de calidad.