Quantcast

Charo Vega regresa a España tras su expulsión definitiva de ‘Supervivientes’

Comenzó ‘Supervivientes’ como una de las grandes favoritas de esta edición, pero con el paso de los días Charo Vega se fue desinflando poco a poco. Completamente superada, sin fuerzas para continuar en el reality y admitiendo que la aventura no es como ella había pensado, la amiga de Carmen Ordóñez y Lolita Flores pedía a sus seguidores que la expulsasen para poder volver a España y, cumpliendo sus deseos, la audiencia la expulsaba el pasado jueves.

Pero el concurso no había terminado para ella aun, ya que ante su sorpresa, Charo desembarcaba en Playa Parásito con Rubén Sánchez, convirtiéndose así en el nuevo ‘parásito’ de la edición. Destrozada y con un ataque de ansiedad que necesitó de atención médica, la nieta de Pastora Imperio descubría que tendría que pasar, como mínimo, 3 días más en Honduras, hasta que el domingo la audiencia decidiese si era ella o el novio de Enrique del Pozo el primer expulsado definitivo de ‘Supervivientes 2022’.

Para su alegría, Ion Aramendi le comunicaba que había sido la ‘elegida’ para decir adiós al reality, poniendo fin a una aventura en la que, como la propia Charo admitía, lo hizo «muy malamente».

Ahora, os ofrecemos en primicia las imágenes de la socialité regresando esta madrugada a España. «¡Ya en casa!» exclamaba a su llegada al aeropuerto, con una inmensa sonrisa que refleja las ganas que tenía de volver a nuestro país.

Al contrario que en otras ediciones del reality, hemos visto a Charo sin los auriculares enormes ni las gafas de sol que la organización de ‘Supervivientes’ pone a sus concursantes para que no reciban información del exterior en su regreso a la realidad; pero, al vernos, uno de sus acompañantes la ha cogido del brazo, le ha puesto unos auriculares inalámbricos y una mascarilla FPP2 para evitar que la reconociese la gente.

Feliz y a través de gestos, Charo ha confirmado que no se arrepiente de haber salido tan pronto del reality, reconociendo que ha echado mucho de menos las duchas de agua dulce y asegurando que no es la primera vez que le ha dado un ataque de ansiedad como el que sufrió al llegar a Playa Parásito, cuando desató una gran preocupación entre la audiencia, pero que siempre los superaba.

Además, con sorpresa, ha reaccionado al furor que su nieto Manuel ha causado con la divertida y espontánea defensa que ha hecho de su abuela en diferentes platós.