Quantcast

Pollo con almendras, el sabor único que tendrás que repetir

El pollo con almendras es un plato muy fácil de preparar y aún más fácil de comer; al prepararlo quedarás sin palabras viendo como todos en casa enloquecen con su exquisito sabor. Este plato, con connotaciones aromáticas y gustativas chinas, es de toda una joya gastronómica que tiene a todos de cabeza. 

Esta es una receta sencilla y con ingredientes potentes, que sin lugar a dudas se convertirá en tu favorita. Toma nota y no te pierdas detalle que esto está para chuparse los dedos.

Comienza con las almendras

Pollo con almendras, el sabor único que tendrás que repetir

Lo primero que debes hacer es trabajar las almendras. En caso de utilizar almendras enteras con su piel, coloca estas en un recipiente y cúbrelas con agua caliente para que la piel se ablande un poco. Déjalas en remojo por unos 20 minutos. 

Transcurridos los 20 minutos, presiona un poco las almendras y verás como la piel sale prácticamente sola. Sécalas muy bien y una vez secas, ponlas a tostar en una sartén sin nada de aceite. No es necesario quemarlas, simplemente tostarlas ligeramente. Reserva.