Quantcast

Cómo se hace el color café

¿Tienes que hacer un dibujo para el que necesitas el color café? Pues lo primero que tenemos que preguntarte es que tipo de color café necesitas, porque la palabra café se utiliza para designar a una gran cantidad de tonalidades de color marrón o marronáceo, y es necesario determinar si lo necesitas oscuro, medio o claro, para saber qué cantidad de colores necesitas mezclar de manera correcta para obtener el color deseado.

Dependiendo de lo que necesites dibujar, o del color que estés buscando para decoración, es posible que necesites un color café cálido, o azulado, o verdoso o rojizo, todo depende del efecto que le quieras dar a tu composición, pero si el café no está entre los colores de los que dispones, entonces prepárate, porque te vamos a mostrar cuáles son los colores que debes combinar.

El color café

El color café

Ya te hemos dicho que es una palabra que tiene un contenido de colores muy amplio, pero hacer una mezcla para obtenerlo es muy sencillo, sólo tienes que escoger el método que se acomode a los materiales de los que dispones, así que te mostraremos varios.

Método de la paleta de colores

Verifica primero una tableta de colores, que es un disco que se divide por secciones, en los que se colocan en orden los colores que tiene un arcoíris, y a partir de los colores primarios, aparecerán las distintas degradaciones de cada uno. La puedes encontrar fácilmente en Internet. Ahora bien, los llamados colores primarios, son el rojo, el azul y el amarillo, pero luego vienen los colores secundarios que se derivan de las mezclas de los anteriores y que son el púrpura, el verde y el naranja.

Luego vienen los colores terciarios, que se encuentran en el medio de éstos. La primera manera en la que tratarás de obtener el color café es mezclando los colores primarios. Si estás usando pintura al óleo, o cualquier tipo de pintura que sea líquida, usa una paleta para mezclar el rojo, el azul y el amarillo, y partiendo del amarillo, comienza a mezclar los demás colores hasta que obtengas el tono café que quieres.

No es necesario que mezcles igual cantidad de cada color, lo que te recomendamos es que vayas añadiendo lo que vayas necesitando, en función de la tonalidad que estás buscando, por ejemplo si el café que buscas es oscuro, entonces necesitarás mayor cantidad de azul, pero si es claro, sólo necesitarás un poco. Todo está en hacer la prueba.

Pero si lo que tienes disponible son colores secundarios o terciarios, cualquier buena combinación de azul con naranja, rojo y verde, o amarillo y púrpura creará una variedad de tonos del color café, sí que tienes que mezclar y probar hasta que consigas el tono deseado.

Si ya tienes un color café, pero es muy oscuro o muy claro, lo que tienes que hacer es añadir a la mezcla un poco de blanco o de negro, y eso cambiará totalmente la tonalidad. Otro asunto es si quieres que el color café sea brillante o si necesitas que sea opaco. En el primer caso, lo que debes hacer es mezclar un poco más de los colores que utilizaste al principio para obtenerlo, pero si lo que necesitas es opacidad, agrega a la mezcla un poco de gris.

Si lo que necesitas es un color café matizado, y obtuviste un tono café usando los colores naranja y azul, y deseas que sea más cálido, lo que tienes que hacer es añadirle un poco de rojo. En cambio, si lo necesitas más oscuro, puedes agregarle verde o púrpura.

Método de la guía Pantone

Método de la guía Pantone

Descarga una guía Pantone de colores. Es una referencia excelente, porque te va a ayudar a encontrar concretamente el tono de café que estás buscando, pero ten en cuenta que dicha guía se basa en cuatro colores que por sus nombres en ingles son Key, Yellow, Magenta y Cyan, que son el equivalente en español a rojo, amarillo, azul y negro. No incluye el blanco, así que tendrás que interpretarla un poco.

Sólo debes aplicar el mismo principio de la mezcla de los colores primarios, que en el caso de la guía Pantone no son rojo, azul y amarillo, sino que equivalen a cian, magenta y amarillo. Un ejemplo de un color café promedio necesitará un 33 de Cyan, un 51% de Magenta y un 50% de amarillo. Si tu creación la estás elaborando en un ordenador, puedes utilizar como herramienta el Photoshop o cualquier otra aplicación gráfica, ya que normalmente incluirá la guía de colores Pantone en distintos formatos.

Cuando encuentres el tono café que deseas, la guía te va a indicar la cantidad exacta de negro, azul, amarillo y rojo que necesitas en porcentajes, así que aplícalos al ojo por ciento y espera el resultado. Pero ten en cuenta que la guía Pantone es empleada normalmente para la mezcla de colores en una impresión, y que el resultado puede ser un poco diferente al que aparece en la guía, ya que no estás usando una impresora sino tus manos.

Algunos consejos adicionales

En caso de que tengas disponible un color café, pero que no sea el que deseas aplicar a tu creación, puedes irle añadiendo alguno de los otros colores hasta que encuentres el tono que deseas. Si lo quieres más claro, aplica una mezcla de amarillo y blanco, pero si lo que quieres es un color más oscuro, puedes agregar púrpura o negro, o ambos.

Tienes que asegurarte, cada vez que vayas a añadir un color a la mezcla, que tu pincel esté totalmente limpio.

Piensa en cuanta cantidad de color café necesitas para tu creación, porque salvo que hayas anotado exactamente las cantidades de cada color que utilizaste para obtener la mezcla que te dio el color café que estabas buscando, es muy difícil que al ojo por ciento la vuelvas a obtener, así que asegúrate de mezclar suficiente cantidad.

Ahora que sabes cómo puedes hacer tus mezclas y los colores que necesitas para hacer ese color café que estás buscando, ponte manos a la obra, pero déjalo todo después bien limpio.