Quantcast

Nata montada: el truco para conseguirla en unos minutos

La nata montada es una de las preparaciones más básicas en la repostería y es por eso que forma parte de la elaboración de los más diversos postres, rellenos y coberturas. Hacer que esta quede bien montada y firme, tiene algunos truquitos que debes conocer y no, no se trata de batirla mucho; todo lo contrario, si la bates en exceso, terminarás haciendo mantequilla.

A diferencia de otras cremas dulces, cuyo éxito depende del batido, en el caso de la nata, es cuestión de temperatura y de otros detalles que son muy fáciles de seguir. Quédate a conocerlos y consigue montarla de manera perfecta en cuestión de minutos.

Qué se necesita para preparar nata montada casera

tipos de nata

Esta espectacular y versátil crema se prepara de una manera muy sencilla y los ingredientes para montarla perfecta, son también muy básicos. Toma nota y pasemos entonces a conocer lo que es recomendable hacer para que quede perfecta.

Los ingredientes que se necesitan comúnmente son: 500 gramos de nata líquida y azúcar pulverizada. Así de simple, dos ingredientes y nada más. Las proporciones de azúcar adáptalas a tu gusto, ya que desde un par de cucharadas puedes tener un rico sabor; sin embargo, depende de que tan dulce la deseas.