Quantcast

¡Aquí no hay quién viva! Las amenazas más curiosas y duras entre vecinos

Convivir con los vecinos es una tarea que, dependiendo de la persona, podría ser como un barco de aceite… o una verdadera pesadilla. Estas personas han sido llevadas al borde de la locura, por lo que, decidieron tomar cartas en el asunto. Conoce las amenazas más curiosas entre vecinos, que te harán decir: “¡Aquí no hay quien viva!”.

¿Has tenido vecinos ruidosos? ¿Fisgones? ¿Asquerosos? ¡Tranquilo! Aquí encontrarás toda clase de vecinos que, por culpa de su comportamiento, han recibido las amenazas más curiosas. No sabemos qué pasó después, pero esperamos que hayan aprendido la lección, porque sí no, no nos imaginamos qué será de ellos. ¡Eso les pasa por molestos!

¿Eres un aficionado a las motos? ¡Entonces cómprate la tuya!

¡Aquí no hay quién viva! Las amenazas más curiosas y duras entre vecinos

Nunca falta el vecino fisgón, que siempre está metido en nuestras vidas. Desde vigilar cuando llegas y sales, hasta andar husmeando tus cosas: “¡Oye! ¿Qué hacéis metido en mi casa? ¡Es la quinta vez de ésta semana!”. Claro, les estamos tomando el pelo, la vecina solo entra un par de veces. Por fortuna, éste hombre tiene un problema menor.

Se había comprado una moto, y, por desgracia, su vecino se encariñó con ella. Se la pasaba tocándola día y noche, como si fuese suya. ¿Y qué sucedió después? Simple, el vecino recibió una de las amenazas más curiosas. El dueño de la moto, cansado del problema, decidió darle una ligera advertencia. No fue muy civilizado, pero funcionó.