Quantcast

Qué es la cassia

Tal vez lo conozcas con el nombre de sen, o en conjunción con otros términos que se asocian a algunas plantas de uso medicinal y cuyo nombre complementa. Posee grandes propiedades en la llamada medicina tradicional que usa la herbolaria y es usada para regularizar el tracto intestinal.

Si sufres de problemas para evacuar regularmente, quizás te interese saber un poco más sobre esta planta, sus propiedades y usos y los beneficios que la cassia aporta a tu organismo, así que continúa leyendo.

¿Qué es la cassia?

¿Qué es la cassia?

La cassia es una planta herbácea que llega a medir entre los 50 y los 70 centímetros de alto, que posee un tallo pubescente, un tanto viscoso, que tiene hojas compuestas, de entre 4 y 8 foliolos sin tener rabillo, con forma oblonga o lanceolada, de flores amarillas, parecidas a las de los guisantes, que se agrupan en racimos terminales y densos. Tiene frutos colgantes que son unas legumbres comprimidas y planas, de un color pajizo, con cierto arqueamiento y florece a partir del mes de junio.

Es cosechada con propósitos medicinales y lo que es útil de la cassia para esta finalidad son los legumbres o frutos y los foliolos.

¿Para qué sirve la cassia?

De acuerdo con la Fundación Española del Aparato digestivo, un porcentaje de entre un 12% y un 20% de los ciudadanos españoles sufre de problemas de estreñimiento, bien sea ocasionalmente o de manera crónica. Las estadísticas demuestran que es una dolencia afecta más a las mujeres que a los hombres, y una pequeña porción de éstos acude a una consulta médica para buscar una solución a este problema.

Lo que se está observando en los estudios realizados es que defecar en menos de tres oportunidades a la semana comienza a ser un asunto que preocupa mucho a los especialistas, y resulta que todo esto puede ser resuelto un laxante natural como el sen, una buena opción que puedes probar, pero hay que informarse bien sobre cómo debe realizarse correctamente su ingesta.

Ahora bien, la palabra cassia o sen se emplea para hacer referencia a una familia de plantas leguminosas, tales como el sen de la Indis Cassia agustífolia, que es originaria del subcontinente indio, o el sen de Alejandría Cassia senna o Cassia acutifolia, que es oriunda de África del Norte, o la que se llama Sen de España Cassia obovata, que no es oriunda de esta península, sino que también procede de la África tropical, pero que se cultiva aquí desde la época de la Edad Media.

¿Dónde se cultiva la cassia?

Su cultivó fue muy importante hasta el inicio del siglo XX en regiones como el Levante y Cataluña, pero lamentablemente este cultivo se ha visto reducido de forma dramática y es por ello que la cassia que puede ser encontrada en los herbolarios hoy es procedente en su mayoría de la India y desde el África del Norte, cultivada en países como Sudán o Egipto.

En tiempos de los faraones en Egipto, la cassia se cultivaba en el área del valle del Nilo y en la zona donde se encontraba Nubia, recibiendo el nombre de sanaar, que es una palabra de la que posiblemente provenga su actual nombre y se usaba porque regulaba las funciones del aparato digestivo.

¿Cuáles son los principios activos que posee la cassia?

¿Cuáles son los principios activos que posee la cassia?

A principios del siglo XIX, se publicó en España la primera guía de los usos farmacéuticos de las plantas medicinales, de nombre Farmacopea Matritense y en ella ya se hacía alusión a la cassia como un excelente laxante, indicando que “el sen tiene gran virtud purgante, no hay purgante más frecuente, más usado y más útil”.

Entre los principios activos contenidos en la cassia, y que se presentan de forma desproporcionada entre sus frutos y sus foliolos, podemos mencionar:

  • Antraquinonas, heterósidos antraquinónicos.
  • Glucósidos de diantronas, hasta un 5%. Incluye senósidos A, C-D.
  • Flavonoides, kenferol.
  • Mucílagos.
  • Ácidos málico y tartárico.
  • Taninos, en poca cantidad.
  • Resinas.

De hecho, la cassia forma parte de los ingredientes de muchos de los productos laxantes que se expenden en las farmacias, elaborados por grandes laboratorios, aunque también se considera que la cassia es un colagogo, debido a que la presencia de esta planta hace que salga la bilis desde la vesícula biliar, y finalmente se considera que es un depurativo y un diurético en un ligero porcentaje.

¿Cómo funciona la cassia dentro del organismo?

En dosis moderadas o bajas, la cassia funciona como un laxante, pero si la dosis es muy alta, entonces funcionará como un agresivo purgante. Por causa de que contiene heterósidos antraquinónicos, éstos actúan de forma directa en el colon, ya que las enzimas que forman parte de la flora intestinal, hacen que las terminaciones nerviosas que se encuentran incrustadas en las paredes intestinales se sobreexciten, causando un incremento en el volumen de agua, lo que favorece los movimientos peristálticos de los intestinos, que son las contracciones que hacen que se facilite la evacuación de los desechos del organismo.

Regula las funciones intestinales

Tomado en pequeñas dosis, la cassia puede ser utilizada como un laxante natural para resolver problemas de estreñimiento, tanto transitorios como crónicos, favoreciendo la normalización del funcionamiento de los intestinos, pero tomado en dosis mayores es posible lograr que se vacíen totalmente los intestinos, por lo que es un producto ideal para tomarlo antes de someterse a una colonoscopia o a un procedimiento quirúrgico, así como también para una sesión de radiografía.

Si estás sufriendo del estreñimiento normal postparto, es ideal el uso de la cassia en pequeñas dosis para normalizar el proceso de evacuación, pero si lo que necesitas es un diurético con efectos moderados, la cassia puede ayudarte con problemas de retención de los líquidos.

Tonifica otros órganos

Otra función interesante de la cassia es que ayuda a tonificar las funciones normales del hígado y de la vesícula, previniendo que aparezcan cálculos biliares. Además, puede resultar benéfico en los casos de colon irritable, aunque no se tienen estudios suficientes sobre la eficacia en estos casos.

Realmente, si estás buscando un remedio natural para problemas con el funcionamiento del tracto intestinal y la evacuación regular, resulta una buena idea consultar con tu médico sobre comenzar a consumir cassia para regular esas funciones de tu organismo.