Quantcast

La Xunta mantiene la recomendación de que alumnos con síntomas no acudan a clase tras eliminarse el aislamiento

Las consellerías de Sanidade y Educación mantienen la recomendación de que alumnos con síntomas de Covid-19 «no acudan al centro» educativo «hasta que mejoren», tras eliminar el protocolo estatal de control y vigilancia de esta enfermedad los aislamientos en general de los casos positivos asintomáticos, a los que se recomienda extremar las precauciones al acudir con la infección a su puesto de trabajo.

En una comunicación conjunta sobre la «nueva estrategia y control del Sars-Cov-2 en la etapa de transición en Galicia en el ámbito educativo», remitida a los centros escolares a finales de la semana pasada y que se puede consultar en la web de la Xunta, Sanidade y Educación inciden en que «no se realizarán pruebas confirmatorias de los test positivos de autodiagnóstico, «a excepción de ciertos grupos vulnerables».

Según ha concretado la Xunta, esos grupos vulnerables corresponden a personas mayores de 60 años o más, gente condiciones de alto riesgo –grupo siete de la estrategia de vacunación, que incluye a los inmunodeprimidos– y mujeres embarazadas.

Asimismo, la Administración autonómica explica en ese documento que a «las personas con clínica compatible de la Covid-19 tampoco se les realizará pruebas confirmatorias, con la excepción de los grupos vulnerables» y serán considerados «casos sospechosos».

Y apunta que los casos confirmados de la Covid-19 «únicamente serán aquellos que tengan una prueba diagnóstica positiva (PDIA) realizada por un profesional sanitario, tras valorar el criterio específico por el cual se le solicita la prueba diagnóstica». Al respecto, recuerda la Xunta que «los test de autodiagnóstico no son pruebas diagnósticas que confirmen la enfermedad».

RECOMENDACIONES

Por tanto, incide en las recomendaciones preventivas para los casos sospechosos, confirmados y contactos estrechos, que pasan por extremar las medidas de protección como uso de mascarilla, distancia de seguridad y limitar a lo indispensable los contactos con otras personas.

También puntualizan las dos consellerías que «la aplicación Edu-Covid deja de utilizarse» debido a que «dejan de registrarse los casos sospechosos, confirmados y contactos estrechos de Covid-19 en el ámbito educativo».

«Aunque se modificase la vigilancia y el control del SARS-Cov-2 en esta etapa de transición, siguen a estar en vigor las medidas generales de prevención de la Covid-19 en lo relativo al uso adecuado de la mascarilla según la normativa vigente, el mantenimiento de la distancia de seguridad, el lavado frecuente de manos y la ventilación adecuada de espacios», esgrimen los dos departamentos.

Y puntualizan por parte Educación y Sanidade que en el seno de la Ponencia de Promoción de la Salud en la que participan todas las comunidades autónomas y en la que se consensúan las «medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente a la Covid-19 para centros educativos», en lo referente a las actuaciones ante síntomas de los niños «compatibles con la Covid-19 u otras enfermedades potencialmente transmisibles, se recomienda continuar con la medida que estaba en vigor antes de la pandemia», es decir, matiza, «que no acudan al centro hasta que mejoren esos síntomas».

Consultada al respecto la Consellería de Sanidade, fuentes de este departamento han indicado a Europa Press que la recomendación se refiere a que, como en cualquier otro caso, si el alumno tiene fiebre, que no acuda a su centro educativo.