Quantcast

Castilla y León deja de publicar los datos de IA según lo acordado y solo dará el de mayores de 60

La Junta de Castilla y León ha eliminado este lunes de su página web de información sobre la situación del coronavirus en la comunidad los datos de incidencia acumulada de casos diagnosticados en el conjunto de la población en los últimos 14 y siete días así como el porcentaje de positividad de las pruebas, conforme, según precisa la propia administración, a la nueva estrategia de vigilancia y control de la COVID-19.

Así lo indica la Junta de Castilla y León en la página web en la que recoge la información sobre la situación del coronavirus en la comunidad, en cuya primera pantalla se muestra el cuadro con los principales indicadores relativos a la COVID-19, hasta ahora vinculado a la estrategia del denominado ‘semáforo COVID’.

Según explican, desde este lunes los datos se publican conforme a la nueva estrategia de vigilancia y control frente a COVID-19 tras la fase aguda de la pandemia aprobada por la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

De esta manera, el principal cambio es que se eliminan del cuadro informativo los indicadores de la incidencia acumulada del COVID-19 a 14 y a 7 días para el conjunto de la población y se aportará en su lugar el relativo a las personas mayores de 60 años –hasta ahora se aportaban las cifras de mayores de 65 años–.

También se deja de aportar el dato de positividad global de las pruebas de diagnóstico por semana.

Junto a ello se mantienen los indicadores de porcentaje de ocupación de camas de hospitalización y de UCI por pacientes con COVID-19 y las tasas de nuevas hospitalizaciones por COVID por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días. Se suma a ellas la tasa de ocupación de planta y UCI por cada 100.000 habitantes.

DATOS DE ESTE LUNES

Los datos de este lunes 4 de noviembre muestran una incidencia acumulada entre las personas mayores de 60 años de 449 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y de 229 por 100.000 en los últimos siete.

Según los nuevos criterios, esas cifras se encuentran en situación de riesgo bajo, cuyo límite máximo se sitúa ahora en 500 casos por 100.000 en la incidencia a 14 días y en 250 en el caso de la tasa semanal.

La mayoría de las provincias se encuentra ya con indicadores de riesgo bajo en incidencia, a excepción de León, Palencia, Soria y Zamora.

Aunque no existen datos previos de este indicador, se puede observar un descenso si se compara con las tasas que presentaban los mayores de 65 años el pasado viernes: 652 por 100.000 a 14 días y 324 a 7 días.

OCUPACIÓN HOSPITALARIA

En cuanto a la ocupación hospitalaria, se mantiene en la web de la Junta los porcentajes del pasado viernes, con un 5,4 por ciento de las camas de cuidados críticos ocupadas por pacientes con COVID. Mientras tanto, en las camas de hospitalización en planta el porcentaje de ocupación es del 4,5 por ciento.

En ambos casos, se les considera como situación de riesgo bajo y solo la provincia de Burgos, en el caso de la ocupación en cuidados críticos supera el 10 por ciento (10,6) y se sitúa en nivel de riesgo medio.