Quantcast

Madrid advierte que el paro de transportistas puede afectar a los menús escolares

El portavoz de la Comunidad de Madrid y consejero de Educación, Universidades y Ciencia, Enrique Ossorio, ha advertido este viernes que los colegios madrileños pueden empezar a sufrir problemas con los menús escolares debido al paro de transportistas y ha acusado al Gobierno central haber «actuado muy tarde» y dejar que la situación «se pudra».

En declaraciones a los medios antes de asistir a la entrega de los Premios Fermina Orduña, el consejero ha recordado que las obras de catorce grandes centros educativos de la Comunidad se han visto paralizadas por la situación de desabastecimiento de materiales de construcción, especialmente hormigón y acero, que sufre el sector y ahora se podría sumar el servicio de menús escolares.

«No son todavía problemas graves pero hay problemas con la leche. Los adjudicatarios de los contratos lo están resolviendo. No nos llega todavía preocupación pero si esto sigue podría haber problemas más importantes», ha recalcado.

A ello se une la paralización de obras de centros escolares que afectaría a casi 5.000 plazas escolares y con una inversión de casi 60 millones de euros en juego. «Necesitamos esos colegios para escolarizar a los alumnos en septiembre y están absolutamente paradas por la falta de hormigón y por la falta de acero», ha explicado Ossorio.

En este sentido, ha explicado que se trata de siete institutos, cinco colegios, un centro rural agrupado y un CEIPSO, así como otras tres obras menores de adaptación de centros que siguen adelante porque no necesitan hormigón. «Los necesitamos en septiembre para la escolarización y estamos preocupados», ha apostillado.

En cualquier caso, ha indicado que la Comunidad espera que esto se resuelva lo antes posible y desde el Gobierno regional harán todo lo posible para acabar esas obras en plazo.

EL GOBIERNO HA DEJADO QUE SE PUDRA

En esta línea, ha insistido en que el Gobierno de Pedro Sánchez ha «actuado muy tarde» y, en esta línea, ha recordado que el IPC se había «desbocado» hasta el 6,7% incluso antes de la guerra en Ucrania. «Debería haber actuado hace tiempo; reunirse con todos los sectores y buscar soluciones al problema que estamos teniendo», ha indicado para recordar que el resto de países europeos ha bajado los impuestos y que, por tanto, «hay recorrido».

«Tenemos un Gobierno que está absolutamente paralizado y lo mejor que podría hacer es dimitir y que haya otro Gobierno en España que sepa de verdad resolver los problemas. Ha dejado que esto se pudriese y que estemos con estos problemas cuando tendría que haberse sentado a negociar con todos los sectores», ha subrayado.