Quantcast

Planas respeta las manifestaciones del campo, pero defiende su gestión y la del Gobierno

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha expresado su respeto «absoluto» a las manifestaciones convocadas por las organizaciones agrarias, entre ellas una gran concentración prevista para el domingo, pero ha defendido su gestión y la del Gobierno en esta materia.

«Me siento rural, pero cuando veo que determinadas cosas que se están haciendo, se están reivindicado o algunas que no son compatibles con la normativa española o europea me causa cierta perplejidad«, ha señalado Planas en Los Desayunos Informativo de Europa Press.

De esta forma, se ha referido el ministro de Agricultura a las manifestaciones convocadas por las organizaciones agrarias esta semana con las que quieren hacer un llamamiento para denunciar la situación crítica y defender el campo en España, reclamando a su Departamento un plan de choque.

Tras afirmar que «siempre» ha luchado por la libertad y la democracia, Planas ha expresado su respeto «pleno y absoluto» a las manifestaciones, si bien ha señalado que «buena parte» de las peticiones propuestas por los convocantes «van exactamente en la dirección que se se plantea«.

«Lo digo con absoluto respeto, claramente estamos trabajando por aquellos problemas que tienen solución. Si alguien quiere manifestarse, este es un país libre«, ha señalado el ministro de Agricultura, quien ha destacado que existe flexibilidad en la Política Agrícola Común (PAC), un «instrumento perfectamente adaptable» a la diversidad del sector primario.

Asimismo, Planas ha vuelto a abogar por desarrollar una autonomía alimentaria europea, sobre todo, según ha señalado, evitando aquellos «cuellos de botella» como los relacionados con la producción de proteína vegetal o con el abastecimiento de determinados insumos.

Asimismo, ha afirmado que la orientación a sistemas de producción agroalimentaria sostenible «no tiene marcha atrás», no por decisiones políticas o ideológicas, sino «de supervivencia».

«Este es el planeta A y no hay planeta B. Tenemos que hacer compatible la producción agroalimentaria y el conjunto de actividades humanas con la necesidad de luchar contra el cambio climático y la elevación de las temperaturas y evidentemente con la preservación del suelo, el agua, el aire, la biodiversidad y el paisaje«, ha subrayado.

Planas ha afirmado que España está pidiendo determinadas excepciones temporales y singulares en relación con medidas de la PAC «pero no hay que perder la perspectiva del bosque«, ya que esta PAC con una orientación de apoyo a las rentas y al medio ambiente es «absolutagmente necesaria» para afrontar esos retos de la transición ecológica.

En este sentido, el ministro de Agricultura ha recordado que España dispone de más de 55.000 millones de euros entre los próximos tres y cinco años de apoyo a los retos marcados. «Creo que es posible hacer compatible el abastecimiento alimentario con los objetivos ambientales«, ha afirmado Planas, quien ha destacado que la sostenibilidad es también un «elemento fundamental» en el ámbito agroalimentario.