Quantcast

Gestión y asistencia ágil del registro de marcas, de la mano de iMarcas

Para toda empresa, uno de los principales desafíos es darse a conocer cuando está empezando su actividad. Sin embargo, después de este, hay uno igual de importante: la protección de la marca. Sin un registro correspondiente de propiedad intelectual, la marca puede sufrir varias vulneraciones, como plagios o robo de identidad, lo que echaría por la borda todo el trabajo invertido en su posicionamiento.

En España, varias agencias ofrecen servicios de gestión o asistencia en el trámite de estos registros, pero una de las más destacadas es iMarcas. Esta agencia se ha especializado en el registro de marcas y propiedad intelectual, con una gestión ágil y resultados efectivos en la obtención de estos registros, para garantizar la protección de las marcas de sus clientes.

¿Qué distingue a iMarcas?

iMarcas ofrece asistencia completa en el registro de marcas tanto en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), a nivel nacional, como la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (UEIPO), a nivel continental. Sus servicios destacan por su calidad y eficiencia, sin embargo, el distintivo de iMarcas radica en su modelo de negocio, que se basa en tres elementos fundamentales: precios competitivos, atención personalizada y respuesta inmediata.

Las tarifas de esta agencia le permiten mantener la competitividad dentro de su sector, a la vez que facilitan el acceso a un recurso tan importante para su marca como este registro. Trabajan con Agentes de Marcas y Patentes que ofrecen a sus clientes una atención directa, libre de intermediarios, y a la vez personalizada, con énfasis hacia las inquietudes y particularidades de cada cliente. Además, destaca la rapidez con la que atienden cualquier requerimiento, lo que les permite mantener un promedio de 38 minutos en el tiempo que les toma atender y responder cada solicitud que reciben.

La importancia de proteger la propiedad intelectual

Los servicios de iMarcas se extienden más allá de España y Europa, ya que facilitan el registro de marcas en cualquier país del mundo, dentro de su respectiva institución oficial de propiedad intelectual. Trabajan tanto directamente con las empresas que quieren proteger su marca como con compañías que trabajan con otras empresas, como despachos jurídicos o agencias de diseño gráfico.

Estas facilidades permiten cubrir una extensa gama de patentes y registros que abarcan varios tipos de marcas e incluso productos, como diseños, modelos y prototipos industriales, los cuales podrían dejar de representar una ventaja competitiva sin una herramienta que los proteja de las imitaciones de la competencia.