Quantcast

Qué es la ley marcial

Hemos pasado por dos años en los que hemos escuchado mucho la expresión ley marcial. De hecho, en muchos países se pensó en implementarla para poder manejar la crisis causada por la pandemia del Covid-19, ante la resistencia de la población a cumplir con las medidas sanitarias impuestas desde las esferas gubernamentales.

Ahora, con el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, se vuelve a escuchar sobre la implementación de una ley marcial, pero ¿realmente sabemos de qué se trata? Probablemente no, por eso es importante que te quedes con nosotros, para que entiendas qué significa y para que la próxima vez que uses esa expresión, lo hagas con total propiedad.

¿Qué es una ley marcial?

¿Qué es una ley marcial?

El nombre proviene del latín martialis, que es una palabra relacionada con el dios Marte, que era el dios de la guerra, y se trata de un estatuto o normativas que tienen aplicación en estados excepcionales, cuya imposición se superpone a las normas ordinarias de común aplicación. Lo usual es que una ley marcial, que en otros ordenamientos jurídicos es conocida con el nombre de estado de excepción, se encuentre regulada en la Constitución o Carta Magna de los países.

Se trata de una ley por medio de la cual se cede el poder a los estamentos militares, a cuya cabeza se encuentra el Jefe de Estado, con el objetivo de poder hacer frente a asuntos o escenarios de extrema importancia y peligrosidad, como es el caso de una guerra, una rebelión o un levantamiento, que puede ser de orden civil o militar, e incluso provenir de fuerzas externas al país.

También puede emitirse un decreto de ley marcial en caso de amenazas a la seguridad o a la salud pública y no debe ser confundida con un estado de emergencia, ya que no tienen el mismo significado, aunque un estado de emergencia decretado que se sale de control podría justificar que se tuviera que dictar una ley marcial, por lo que esta última es algo mucho más serio y de mayor rango legal.

¿A quién se transfiere el poder en una ley marcial?

En general, se transfiere a las fuerzas armadas del país, que sean leales al gobierno que se encuentre legítimamente establecido, pero también es posible que en esa transferencia se encuentren incluidas las fuerzas que tienen la obligación de mantener el orden público, como los órganos policiales, y su finalidad última es el sostenimiento de la jurisdicción, así como el resguardo del orden y la seguridad pública.

¿Cuándo es necesario dictar un decreto de ley marcial?

Lo usual es que ello ocurra cuando se necesita dar un apoyo incondicional a las actividades que deben llevar a cabo ciertas autoridades, entre las cuales se encuentran las militares, cuando existen necesidades excepcionales que hayan sido calificadas como urgentes, frente a las cuales las instituciones comunes de justicia no tendrían la capacidad de respuesta oportuna, debido a que la situación amerita que las decisiones y estrategias sean implementadas de manera expedita.

Como la expresión indica, situaciones desesperadas requieren medidas extremas, y ellas no podrían ser tomadas por un tribunal ordinario, o con la rapidez que se requiere, porque ello no contribuiría a poder adquirir el control sobre la situación extraordinaria que, de alguna manera, amenaza la estabilidad de un país.

¿Qué efectos produce un decreto de ley marcial?

Recordemos que la finalidad de una ley marcial es mantener el orden público frente a una situación desestabilizadora o de emergencia, por lo que su imposición implica una limitación y, en casos extremos, hasta una suspensión de los derechos fundamentales que garantizan las constituciones de los Estados a sus ciudadanos, que es lo que se conoce con el nombre de garantías individuales.

En ejecución de una ley marcial es posible llevar a cabo procedimientos judiciales militares sumarios y aplicar sanciones severas, que pueden encontrarse por encima de las que normalmente imponen los tribunales ordinarios. Inclusive, si la situación es absolutamente extrema, una ley marcial justificaría la aplicación inmediata de la pena de muerte, incluso si esa pena no estuviera prevista como castigo en su regulación penal ordinaria, y se podría aplicar a casos de saqueos, robos después de una catástrofe o rebelión contra los poderes estatuidos.

Por supuesto, las sentencias serían impuestas por los tribunales militares de manera sumaria y ellos mismos ejecutarían sus decisiones, sin posibilidad de apelación previa, debido a que las garantías individuales se encuentran suspendidas temporalmente, de modo que no sería posible invocar como defensa que hubo vicios en el procedimiento.

¿Qué se busca con una ley marcial?

¿Qué se busca con una ley marcial?

Eso depende del plazo al que queramos analizarlo, por ejemplo, a corto plazo, lo que con una ley marcial se pretende es someter a toda la población al acatamiento de las órdenes dictadas por el poder ejecutivo, utilizando para ello el poder militar, castigando inmediatamente cualquier conducta considerada contraria a las disposiciones que hayan sido implementadas para resguardar el orden público.

A largo plazo, la finalidad última es la preservación de las instituciones y de la sociedad, tratando de llevarlos al estado en que se encontraban al momento anterior a aquel en que surgió la catástrofe, rebelión, golpe de estado, ataque o situación de emergencia que la haya justificado.

¿Cuáles son las características de una ley marcial?

Dictar una ley marcial supone en alguna medida que los derechos de los ciudadanos quedan suspendidos, de manera que las instituciones del orden público y el poder judicial quedan supeditados a los estamentos militares, entre sus características podemos mencionar:

  • Es un estado de excepción.
  • La decreta el poder ejecutivo, en lugar del poder legislativo.
  • Se emplea en situaciones de emergencia extrema, como catástrofes naturales, guerras, rebeliones o ataques de organizaciones internas o externas.
  • El control del país queda en las manos de los militares y de los órganos de policía.
  • Se restringen parcial o totalmente derechos individuales como el de libre tránsito, reunión o manifestación pública.
  • Se suspende la jurisdicción de los tribunales ordinarios y se traspasa a los tribunales militares.
  • Se piensa en una ley marcial como una institución legal en desuso y múltiples organizaciones y organismos internacionales no respaldarían su utilización.