Cómo sabes si un aguacate está malo en cinco segundos

Un aguacate en mal estado realmente puede arruinar tu día. Estos cinco consejos desenmascaran la fruta que se ha echado a perder.

Para una tostada de aguacate decente, necesitas un buen aguacate. Debe ser suave y ceder un poco bajo una presión suave, pero no demasiado. Además, la pulpa levemente a nuez debe ser agradable y verde y no tener manchas marrones.

Así se reconocen los aguacates maduros

Así Se Reconocen Los Aguacates Maduros

Para determinar el grado de madurez de un aguacate conviene activar (casi) todos los sentidos.

  • Siente: La forma más fácil de reconocer un aguacate maduro es apretarlo. Si el aguacate cede cuando se presiona ligeramente la piel, está maduro.
  • Huele: Una fruta madura huele, una verde no.
  • Prueba: Un aguacate maduro tiene un sabor a nuez con cuerpo, uno inmaduro sabe un poco agrio y rancio.

Consejo: si deseas acelerar el proceso de maduración, puedes almacenar el aguacate junto con una manzana; emite el gas de maduración etileno, que también afecta al aguacate. No almacene aguacates verdes en el refrigerador, envuélvalos en papel periódico. Están listos para comer en unos dos días.