Quantcast

Un autobús parte este jueves a Polonia desde Pamplona para traer a Navarra a refugiados ucranianos

Un autobús partirá este jueves desde Pamplona con rumbo a Polonia para traer a Navarra a refugiados de la guerra de Ucrania, principalmente madres, hijos y abuelas, tras la invasión de Rusia.

El autobús saldrá a las 7 horas desde el Banco de Alimentos de Navarra, según ha explicado una de las impulsoras de la iniciativa, Uxue Apezteguía, de la asociación Segunda Familia, de acogida a niños ucranianos.

Apezteguía ha relatado que la idea surgió de tres amigas «que querían hacer algo por Ucrania» y que, tras apostar por desplazarse en autobús hasta el país invadido por Rusia, se pusieron en contacto con la asociación y comenzaron a dar forma a la idea.

El autobús, de 55 plazas y cedido por la empresa de transportes Urederra, de Estella, partirá este jueves a las 7 horas con dos chóferes, dos enfermeras, y la propia Apezteguía, que es auxiliar de clínica. Además, este miércoles han partido tres camiones con donaciones de alimentos, productos de higiene, ropa térmica o medicinas recibidas de la ciudadanía.

Según ha relatado, se pusieron en contacto con una persona intermediaria en Polonia y se gestionaron los destinos de cada una de las personas que compondrán el autobús. Además, una vez en Navarra, se mantendrá la unión de las familias que viajen juntas. «Teníamos un listado, con ese listado hemos ido trabajando junto con el contacto de Polonia para llenar el autobús y para mantener a las familias unidas. Si hay una abuela, una madre y una hija, tres generaciones, van a un piso en el que caben tres personas. Hemos intentado mantener que estén juntos», ha asegurado.

En este sentido, ha añadido que «si vienen dos familias que se conocen» se les ha intentado buscar pisos «que estén cerca para que no pierdan el contacto» para que, «dentro de lo mal que lo están pasando», sea «lo más llevadero posible». «Que no se sientan solos va a ser misión muy difícil, pero lo vamos a intentar», ha apuntado.

La previsión es llegar, este sábado, al punto de encuentro establecido en Varsovia e iniciar las correspondientes identificaciones y comprobaciones antes de salir de vuelta. Durante el trayecto, tendrá lugar una parada en la localidad francesa de Tours, donde se les ha cedido un polideportivo para que puedan cenar, ducharse y dormir, para llegar a Pamplona entre el lunes por la noche y el martes.

Apezteguía ha añadido que, una vez en Navarra, Cruz Roja realizará un seguimiento y un psicólogo impartirá una charla a las familias acogedoras. La voluntaria finalizaba las declaraciones con la expectativa de que «vaya tan bien todo» que puedan regresar «con la satisfacción de que hayan llegado bien» y puedan «volver salir con otro autobús en breve», ya que la intención, según ha trasladado, es continuar con estos viajes.