Quantcast

Galicia deja de rastrear los contactos estrechos de positivos, salvo de población vulnerable

Galicia dejará este lunes, 7 de marzo, de rastrear los contactos estrechos de los casos positivos de Covid-19, en virtud del acuerdo alcanzado entre las comunidades y el Ministerio de Sanidad, salvo en «ámbitos vulnerables», entre los que se incluyen las áreas de hospitalización, residencias de mayores y discapacitados, centros de día y de diálisis, además de cárceles.

Así lo explicó el pasado viernes en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Julio García Comesaña, y la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, quienes han ratificado que desde el 7 de marzo no se rastrearán los contactos estrechos de los casos positivos de Covid de la población general.

«Tras dos años casi de pandemia la vuelta a la normalidad empieza a ser una realidad«, afirmó el titular de Sanidad, quien ha apelado a «hacerlo con sentidiño», con el uso de las mascarilla y otras medidas que «salvaron vidas». Además, agradeció el trabajo de los profesionales sanitarios que han hecho «posible esta situación». No obstante, indicó que «preocupan» secuelas, en especial en el ámbito de la salud mental.

En concreto, Comesaña calificó de «paso muy importante» hacia la «normalidad» la eliminación de los rastreos de los casos estrechos al decidir las comunidades autónomas con el Ministerio eliminar las cuarentenas de esas personas, pero que ve «incompleto» al no abordarse aún la reducción del aislamiento de los positivos, que la Xunta defiende que baje de siete a cinco días.

«Galicia va a cumplir lo acordado«, garantizó el titular de Sanidade, quien defendió, en lugar de empezar este viernes 4 de marzo, esperar al lunes 7, porque este cambio representa, además, una modificación del sistema de vigilancia. Comesaña se mostró «convencido» de haber abordado «todo junto y no por partes» como se ha hecho, pero ratificó que la Comunidad gallega desde el lunes «adaptará el protocolo a los cambios en las cuarentenas«.

Al respecto, la doctora Carmen Durán también defendió que «no es la manera idónea de trabajar» este cambio «sólo» de las cuarentenas y contactos estrechos, pero incidió en la «absoluta lealtad» a los acuerdos.

OBJETIVOS

La directora xeral de Saúde Pública incidió en que el protocolo que aplicará Galicia desde el lunes tiene como objetivo «proteger a la población más vulnerable y reducir las medidas en la población general«.

En concreto, detalló que esos «ámbitos vulnerables» se circunscriben a las áreas de hospitalización de los hospitales; centros de día y de diálisis; residencias de mayores y de personas con discapacidad, además de los centros penitenciarios.

Por tanto, salvo que los contactos estrechos se enmarquen en estos «ámbitos vulnerables», desde el próximo 7 de marzo únicamente se hará seguimiento en Galicia de los casos positivos confirmados de Covid-19, bien a través de una prueba hecha en el propio sistema sanitario gallego o autotest, que se deberá declarar –a través del teléfono 881 540045 o del formulario que facilita en su página web el Sergas–.

En el caso de personas de esos ámbitos vulnerables, sí hará el Sergas seguimiento del listado de casos estrechos. Además de a los residentes o ingresados en los mismos, será controlado el personal con atención directa a otras personas, entre las que se incluyen también los trabajadores del servicio de ayuda en el hogar.

De este modo, Durán señaló que a partir del próximo lunes, las pruebas diagnósticas solamente se le realizarán a los contactos estrechos de personas de ámbitos vulnerables y a personas con síntomas que se consideren casos.

AUTOCUIDADO

La directora xeral de Saúde Pública insistió en que el Ministerio de Sanidad «recomienda ir hacia el autocuidado«, para que los positivos que no están relacionados con los ámbitos vulnerables avisen a sus contactos estrechos para que «extremen» las medidas de precaución.

«En Galicia nunca suspendimos el rastreo«, recordó en relación a la detección de contactos estrechos de positivos, para añadir que, a partir de ahora, estos deberán recurrir al «autocuidado».

Para ellos, incide en la importancia del uso de la mascarilla en interiores y aglomeraciones, evitar estar con personas vulnerables, reducir las interacciones «lo máximo posible» –ir al trabajo y a la compra–; así como insistir en el lavado de manos.

En el caso de que un contacto estrecho tenga síntomas, la doctora Durán puntualizó que pasa a ser un caso y esa persona debe quedarse «en aislamiento» y se le pedirá prueba diagnóstica. A partir de entonces, debe comunicarse con su centro de salud o a través del teléfono 881 540045 para la gestión de la misma.

«No nos podemos relajar«, subrayó Carmen Durán pese al cambio en el sistema de vigilancia, al tiempo que ha llamado a mantener las recomendaciones relativas a las medidas de prevención, mientras que «el manejo de casos va a seguir siendo igual».