Quantcast

Ensayos de compatibilidad electromagnética para para certificar productos seguros, de la mano de IMQ Ibérica

Para que pueda darse la coexistencia de distintos productos eléctricos y electrónicos en un mismo entorno es fundamental asegurar su compatibilidad electromagnética (EMC). De esta manera, se evitan interferencias que dan lugar al funcionamiento anómalo de los equipos.

Los ensayos de compatibilidad electromagnética son un requerimiento indispensable para poder comercializar este tipo de productos en los mercados internacionales.

Para obtener la certificación de EMC es necesario acudir a empresas encargadas de hacer las pruebas pertinentes como es el caso de IMQ Ibérica. Este es un centro de calidad donde realizan, entre otras pruebas, ensayos de compatibilidad electromagnética según los preceptos de la Directiva EMC 2014/30 / UE.

¿Qué establece la Directiva EMC 2014/30 / UE?

La compatibilidad electromagnética hace referencia a la habilidad que tiene un equipo, dispositivo o sistema de funcionar en su ambiente electromagnético. Para que esto ocurra de manera satisfactoria, tampoco debe producir perturbaciones electromagnéticas intolerables a cualquier otro objeto presente en ese ambiente.

La Directiva EMC 2014/30 / UE establece una serie de requisitos que deben cumplirse para que un producto pueda ser comercializado en Europa.

Se presume que para que un equipo cumpla con esta Directiva, al realizar el ensayo de compatibilidad electrónica no debe alcanzar un nivel de emisión que impida el normal funcionamiento de equipos de radio y comunicación. Otro aspecto a tener en cuenta es que presente cierto nivel de inmunidad ante los niveles de emisión determinados.

Para verificar el cumplimiento de los requisitos de la Directiva, los productos deben probarse de acuerdo con las normas internacionales pertinentes. La presentación de estos resultados, junto con la documentación técnica, es la base para la colocación del marcado CE. Este certificado da fe de la idoneidad de los equipos para ser utilizados sin causar daños a aparatos cercanos.

Ensayos de compatibilidad electromagnética para certificar la seguridad de los productos

Este es un centro de calidad que lleva más de 70 años trabajando en la realización de verificaciones, pruebas, ensayos e inspecciones para asegurar que un producto sea seguro. Uno de sus servicios ofrecidos es la realización de ensayos de compatibilidad electromagnética.

Las pruebas consisten en someter el producto a perturbaciones EMC de la red de alimentación y del entorno, para verificar su funcionalidad y comportamiento. Al mismo tiempo, se evalúan las perturbaciones introducidas por el mismo equipo en la red eléctrica o las emitidas al medioambiente. El objetivo de esta evaluación es determinar la respuesta del equipo ante las perturbaciones externas y comprobar que sus emisiones estén por debajo de los límites prescritos en las normas de referencia.

Entre los principales tipos de productos probados en IMQ Ibérica se encuentran los dispositivos médicos, electrodomésticos, ascensores y componentes, equipos de climatización y aire acondicionado.