Quantcast

Delegación y Ayuntamiento reconocen que «algo falló» en la protección a asesinada en Pozuelo y lo investigarán

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, y la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, han reconocido este viernes que «algo falló» en la protección y vigilancia a la mujer asesinada anteayer por su marido en la localidad, por lo que se investigará que ocurrió.

La víctima, Lobna H., había denunciado en enero por malos tratos a su marido, Boutahez E., que se quitó la vida tras matarla. Así, el 19 de enero el juez decretó una orden de alejamiento para él. La Policía Local un seguimiento de la mujer y acordó una orden de protección de riesgo bajo para la mujer, han detallado fuentes policiales.

Incluida en el sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (VioGén), en el que está incluida Pozuelo, y conforme al protocolo establecido para estos casos, se proporcionó a Loubna un teléfono de contacto directo con un agente local, que establecía contactos regulares con la víctima.

MERCEDES GONZÁLEZ: «ME HA TRASPASADO EL ALMA»

En declaraciones a los medios de comunicación tras el minuto de silencio oficiado hoy a las puertas del Ayuntamiento por este crimen machista, la delegada ha indicado que «es evidente que algo no funcionó». «Es muy difícil, cuando un hombre quiere asesinar a una mujer, evitarlo; pero tenemos que ampliar los mecanismos y ver qué otro tipo de medidas se habían podido dar. Este caso a mi en concreto, me ha traspasado el alma porque es la primera víctima desde que soy delegada del Gobierno que sí tenía denuncias, que tenía orden de alejamiento», ha resaltado.

González ha agradecido al Ayuntamiento de Pozuelo y «en especial» a su alcaldesa por la «absoluta coordinación, por la protección que está haciendo a estos menores y por la garantía de que estos niños van a estar muy acompañados a pesar de haberse quedado sin su madre».

«LOS CUATRO NIÑOS CUENTAN CON TODO EL APOYO Y CARIÑO DEL AYUNTAMIENTO»

Por su parte, la alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha vuelto a reiterar su «más absoluto rechazo a la violencia contra las mujeres» y ha mandado todo su cariño a la familia, asegurando que «los cuatro niños cuentan con todo el apoyo y cariño del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón».

Preguntada por los medios de comunicación acerca de si la pareja de la fallecida tenía una orden de alejamiento, ha explicado que aún no disponen de toda la información. «Tenemos los informes de Policía. Hay que analizarlo. Hay que verlo todo muy despacio este fin de semana y ahora mismo lo que nos preocupan son los cuatro niños», ha añadido.

En cuanto a si la Policía Local, encargada de la protección, estaba al tanto de que, supuestamente, la pareja estaría a 400 metros en lugar de a 500 metros mínimos, como marcaba la orden de alejamiento judicial, la regidora pozuelera ha indicado que «sí estaba al tanto».

«No me gusta hablar sin tener toda la información y les aseguro que voy a ver toda la información al detalle. Voy a ver qué es exactamente qué es lo que ha podido fallar en cualquiera de las administraciones y desde luego si es en la Local asumiremos lo que ha pasado. Pero insisto, hay que ver qué es lo que ha pasado», ha puntualizado.

Según la alcaldesa, la mujer asesinada había estado la mañana del día del crimen en los Servicios Sociales del Ayuntamiento. «Estaba contenta, los niños normalizados en el colegio. Ella estaba muy tranquila por que todo iba muy bien y la ha matado. Esa es la realidad», ha concluido.

«REPULSA Y RECHAZO» DEL GOBIERNO REGIONAL

Por su parte, el consejero de Presidencia, Enrique López, ha manifestado la «repulsa y rechazo» hacia «este execrable asesinato machista». «Este tipo de hechos todavía nos refuerzan más en el fin de seguir trabajando para seguir luchando contra esta lacra criminal y trabajar para su erradicación. Ningún esfuerzo es baldío. Nadie sobra en esta lucha y lo importante es que sigamos trabajando en la coordinación de todas las administraciones, ayudando al Poder Judicial a esclarecer estos hechos pero previniendo con políticas activas que permitan detectar de forma precoz este tipo de violencia», ha resaltado.

Preguntado por lo que ha fallado en ese caso, López ha señalado que estaba activado el protocolo VioGen y que «no hay que poner en cuestión el modelo por sí mismo por este hecho». «Lo que hay que tratar es de mejorarlo y pedir la solidaridad de todos. Esto es una lucha de todos», ha subrayado.

MINUTO DE SILENCIO

La plaza del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón ha sido el punto en el que se ha guardado este mediodía un minuto de silencio para condenar el asesinato machista de esta vecina, de origen marroquí y 32 años, residente en la localidad.

El acto ha estado presidida por la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, y el consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Enrique López, en representación de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

En el acto, al que han asistido más de un centenar de personas, se ha contado también con la presencia de la directora general de Igualdad de la Comunidad de Madrid, Patricia Reyes, miembros de la Corporación Municipal, trabajadores municipales y vecinos, se ha procedido a la lectura de un manifiesto en el que se ha apuntado que «ante esta triste realidad, queremos expresar nuestro profundo dolor y repulsa a la violencia contra las mujeres».

El encargado de leer el manifiesto ha sido el concejal de Medio Ambiente de la localidad, David Rodríguez, quien ha señalado que «una vez más una mujer ha sido asesinada». «Hemos perdido a una vecina de nuestra ciudad de una de las peores formas posibles. A manos de quien tendría que haber sido su compañero, su amigo, su esposo y padre de sus cuatro hijos, a quienes desde este Ayuntamiento no dejaremos solos», ha resaltado.

«En vez de esto, decidió hacer el mayor daño posible a toda su familia y privar a sus cuatro hijos de su mayor soporte: su madre. En este día la tristeza nos inunda a todos», ha puntualizado.

En el texto se recoge que «tenemos que estar todos unidos en la firme convicción de que juntos haremos frente a esta terrible realidad». «Por Lobna y por tantas mujeres que han vivido o están sufriendo esta situación: Pozuelo de Alarcón dice no a la violencia de género», se puntualiza.