Quantcast

Bruselas pide aclaraciones a España para «garantizar la ejecución de la sentencia» del TJUE sobre Doñana

La Comisión Europea (CE) se ha declarado «profundamente preocupada por las posibles repercusiones» que, «en caso de aprobarse», podría tener la proposición de ley que PP-A, Ciudadanos (Cs) y Vox han llevado al Parlamento andaluz –en relación a los regadíos en el entorno del espacio natural de Doñana– «en las perspectivas de ejecución» de una sentencia previa del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) contra la ampliación de regadíos en Doñana, y espera «aclaraciones de las autoridades españolas sobre esta propuesta», al tiempo que se muestra «dispuesta a utilizar todos los medios a su disposición como guardiana de los Tratados para garantizar la ejecución de la sentencia».

Así lo traslada el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, en respuesta a una batería de preguntas dirigidas a la Comisión y registrada por escrito por eurodiputados del Grupo de la Izquierda en el Parlamento Europeo sobre «posibles incumplimientos ante el proyecto de aumento de regadíos en Doñana».

En esa batería de preguntas, desde dicho grupo de la Eurocámara se alude a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que, en junio de 2021, confirmó que España no había tomado las medidas adecuadas para proteger las masas subterráneas de agua que alimentan el humedal de Doñana ni para evitar el deterioro de los hábitats protegidos.

«En junio de 2021, el TJUE resolvió la denuncia de la Comisión Europea contra España por el deterioro del espacio natural de Doñana, declarando que en dicho espacio, debido a las extracciones ilegales de agua, se habían incumplido varias disposiciones de la Directiva marco sobre el agua y de la Directiva sobre los hábitats», relatan los eurodiputados Sira Rego, Manu Pineda, Idoia Villanueva, Eugenia Rodríguez Palop y Ernest Urtasun en su escrito dirigido a la Comisión, en el que subrayan que «la sentencia obliga a las administraciones españolas a iniciar una serie de medidas que pongan fin a estos incumplimientos ‘con la mayor brevedad'».

Al hilo de la referida proposición de ley de PP-A, Cs y Vox relativa a la mejora de la ordenación de las zonas de regadío del Condado de Huelva, que el Pleno del Parlamento acordó tomar en consideración el pasado 9 de febrero con la abstención del PSOE-A, estos eurodiputados han preguntado a la Comisión «qué evaluación realiza de la aplicación, por parte de España, de las conclusiones y de las medidas obligatorias de la sentencia» citada del TJUE, y «sobre la evolución actual del Parque Nacional de Doñana y su corona forestal».

«¿Considera la Comisión que la iniciativa sobre la ampliación de suelo agrícola regable y el aumento de regadíos contradice la sentencia del TJUE o afectará al espacio protegido de Doñana?», preguntaban también a la Comisión los eurodiputados del Grupo de la Izquierda en el Parlamento europeo.

RESPUESTA DE LA COMISIÓN EUROPEA

En su respuesta, firmada por el comisario Sinkevicius «en nombre de la Comisión Europea», se señala que, «de conformidad con la Directiva sobre hábitats», el cumplimiento de la referida sentencia del TJUE de 21 de junio de 2021 «exige que España adopte medidas eficaces para detener el deterioro de los tipos de hábitats protegidos situados en los lugares ‘Natura 2000’ pertinentes y restablecer su estado».

«Además, para abordar las causas del deterioro de los hábitats naturales, España debe utilizar correctamente los instrumentos previstos en la Directiva marco sobre el agua para la gestión sostenible de los recursos hídricos», añade la respuesta de la Comisión, que advierte de que «está comprobando si las autoridades españolas están adoptando todas las medidas necesarias para cumplir la sentencia».

Virginijus Sinkevicius añade que «la Comisión está profundamente preocupada por las posibles repercusiones que la legislación propuesta podría tener, en caso de aprobarse, en las perspectivas de ejecución de la sentencia del TJUE».

«En consecuencia, la Comisión desea obtener aclaraciones de las autoridades españolas sobre esta propuesta, y ya ha reiterado que está dispuesta a utilizar todos los medios a su disposición como guardiana de los Tratados para garantizar la ejecución de la sentencia», concluye la respuesta del comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca.

Esta contestación va en línea de una carta que, el pasado mes de febrero, se remitió al Gobierno español desde la Comisión Europea firmada por la directora general de Medio Ambiente, Florika Fink-Hooiker, en la que desde Bruselas expresaban su «honda preocupación» por el impacto que pueda tener en Doñana el retraso del cumplimiento de dicha sentencia del TJUE y, además, consideraba «cuando menos desconcertante» que el Gobierno andaluz estuviera contemplando la adopción de medidas que «agravarían la situación y pondrían en grave riesgo» el cumplimiento de lo dictado por Luxemburgo.

Así, la Comisión Europea amenazaba a España con volver al Tribunal de Justicia de la UE para solicitar una multa por el incumplimiento por parte del Gobierno andaluz de dicha sentencia contra la ampliación de regadíos en Doñana, un paso que Bruselas estudia si las autoridades no toman «lo antes posible» medidas para adecuarse a lo dictado por los tribunales, según se señalaba en esa misiva.

PODEMOS ANDALUCÍA CRITICA QUE LA JUNTA CREA «UN PROBLEMA ABSURDO»

Al hilo de la respuesta conocida este viernes de la Comisión Europea, la secretaria general de Podemos Andalucía, Martina Velarde, ha señalado que el presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP-A), «y sus socios de las derechas en Andalucía tienen ya que dejarse de estrategias que no llevan a ninguna parte, que son un engaño además a los agricultores». «Son unos irresponsables y están poniendo en peligro a Doñana y también el prestigio de Andalucía ante Europa», ha denunciado.

En unas declaraciones difundidas por Podemos Andalucía, Martina Velarde ha incidido en que Moreno «y su partido están generando un problema innecesario y absurdo que pone en tela de juicio a Andalucía ante Europa, y que podría acarrear multas millonarias».

«Por eso hemos llevado esta cuestión a la Comisión Europea, a través de nuestra europarlamentaria Idoia Villanueva, de Unidas Podemos, y la Comisión lo dice claro: este proyecto es inviable, preocupa y, repetimos, es un engaño, son falsas promesas a los agricultores», ha enfatizado la dirigente de Podemos.

Desde la formación morada piden al presidente de la Junta «responsabilidad en un momento tan delicado» en el que «estamos en peligro de sequía», y que «deje de actuar y gobernar como si sobrase el agua». «Andalucía merece un presidente responsable y no un presidente incapaz de mirar a los agricultores y decirles la verdad», que «no hay agua», ha zanjado la también portavoz de Unidas Podemos por Andalucía.