Quantcast

El Rey traslada su pesar por la «tragedia» del ‘Villa de Pitanxo’ a Feijóo y Galicia decretará luto oficial

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha agradecido este martes la llamada de Su Majestad El Rey Felipe VI, quien le ha trasladado su pesar por la «tragedia humana», en palabras del mandatario autonómico, que supone el naufragio del ‘Villa de Pitanxo’.

«Otra vez las gentes del mar son golpeadas de una manera durísima», señala el presidente en su perfil de Twitter, en el que avanza que este miércoles se reunirá el Consello de la Xunta para decretar luto oficial en la Comunidad.

El también líder de los populares gallegos, quien se había desplazado a Madrid para participar en el Comité Ejecutivo del PP tras las elecciones de Castilla y León, ha lamentado en Génova lo que ha calificado de «tragedia humana y familiar», al tiempo que ha proclamado que «trabajar en el mar siempre es una heroicidad».

También ha declinado hacer valoraciones políticas porque no tenía, ha dicho, «la cabeza en el PP», sino en las familias de las víctimas del naufragio, que deja varios muertos y heridos, así como tres supervivientes. «He venido para darle un abrazo al presidente Mañueco y nada más», ha dicho el dirigente popular, quien ha pedido «respeto».

A renglón seguido, ha relatado alguna de la información que ha recibido a través de autoridades diplomáticas en Canadá: que hasta el momento se ha confirmado la recuperación de siete cadáveres, que el mar «estaba muy mal» y que las condiciones siguen siendo «muy malas». También que se han incorporado medios aéreos y que había salido un nuevo buque «con todas las características técnicas para poder mejorar el rescate» de los marinos que siguen desaparecidos.

«Ha sido un desastre, el barco ha desaparecido y las noticias no son buenas, son muy malas», ha esgrimido.

TRABAJAR EN EL MAR: «UNA HEROICIDAD»

También ha remarcado que las temperaturas del agua son «muy malas», por lo que «sobrevivir es muy difícil».

«La tragedia está confirmada, nos queda confirmar su alcance. Pero es una tragedia humana y familiar. Esas personas han sido tragadas por las aguas gélidas del entorno de Terranova», ha lamentado, para concluir que «trabajar en el mar siempre es una heroicidad».